Asesor fiscal y laboral

6 maneras en que los Milennials han cambiado el dinero (hasta ahora)

los-milennials-han-cambiado-el-dinero
Cada nueva generación ha cambiado la cara del mundo a su manera. En los 90, occidente era muy diferente a cómo había sido en los 70, que a su vez estaba a años luz de los 50. Hoy en día, los milennials están transformando tanto nuestro panorama político, social y financiero, que apenas se parece al mundo de hace 10 años. Pero esto no es necesariamente malo. ¿Qué quiénes son los milennials? Pues nada más y nada menos que aquellas personas que cumplieron la mayoría de edad en la entrada de nuevo milenio: ahora estarían camino de los 40.

6 MANERAS EN QUE LOS MILENNIALS HAN CAMBIADO EL DINERO (HASTA AHORA)

Por lo que respecta al dinero, la generación de los milennials está facilitando las cosas para ganar dinero y gastarlo con más eficiencia, al mismo tiempo que están reinventando por completo algunos aspectos de las finanzas personales, como la inversión.

  1. Crecen las aplicaciones de cash back, mientras que los cupones quedan atrás.

Antes la gente acumulaba montones de cupones descuento. Se han dado casos de personas que han llegado a ahorrar hasta 80€ de la compra con cupones dobles en el supermercado local. El arte (e interés) por los cupones se ha reducido considerablemente con los años. En vez de eso, se ha disparado el uso de aplicaciones bancarias y de supermercado conocidas como cash back, que te permiten sustituir tus ahorros por transacciones de devolución de dinero. Es decir, cada vez que consumes se te acumula dinero en efectivo o puntos que después puedes utilizar para realizar nuevas adquisiciones.

Si no estás familiarizado con el servicio de cash back, se trata básicamente de lo contrario al sistema de ahorro que ofrecen los cupones. En su lugar, estos proveedores de reembolso pagan al consumidor después de que el proceso de compra esté completo.

SavinStar, por ejemplo, ofrece ofertas de marcas de alimentos conocidos Danone, Dove, Kelloggs’, entre otros. Para algunas cadenas, estas ofertas se enlazan directamente con las tarjetas de fidelización de los clientes. Para otras tiendas, los compradores pueden enviar una foto del recibo a través de la aplicación o de la página web. En cualquier caso, los compradores ganan dinero en efectivo en las cuentas de la aplicación, que se pueden pagar a un banco o cuenta de PayPal, o como tarjetas regalo de Starbucks, cines o iTunes.

Por supuesto, los milennials que han adoptado el sistema de cash back podrían maximizar sus ahorros utilizando además el sistema de cupones tradicional, pero ya se sabe… ¡los críos de hoy en día…!

  1. La inversión ha sido reinventada por completo.

Muchos inversores evitan meter su dinero en acciones porque, sencillamente, ya no confían en ese mercado. En cambio, prefieren invertir en bienes raíces o en otros proyectos empresariales. Los milennials están poniendo el sector inversor patas arriba replanteándose antiguas estrategias, quizás por necesidad.

Como la generación de los milennials es la que acumula más deudas y la que tiene un futuro más crudo, la inversión tradicional está fuera de consideración. Sin embargo, cada vez más milennials confían en la microinversión – invertir frecuentemente pequeñas cantidades de dinero – para cumplir sus objetivos de ahorro.

La microinversión permite a los inversores en potencia con poco capital inicial evitar los obstáculos que normalmente los apartan del juego – niveles mínimos de inversión, costes de operaciones, estudios de mercado y, en definitiva, no tener mucho dinero.

Invertir siempre ha tenido un alto valor de compra, lo cual llevaría a pensar en la eliminación de la generación que está haciendo todo lo posible por ahorrar – pero un puñado de aplicaciones está cambiando eso, abriendo las puertas a los milennials para que ellos mismos puedan crear su propia cartera de valores.

  1. Casi nadie menor de 35 entra ya en un banco.

Tu abuela probablemente aún vaya al banco físico. Quizás incluso a tus padres les guste pasarse por allí de vez en cuando para ingresar dinero, pero lo vas a tener complicado para encontrar a un milennial en el banco (a menos que sea en un cajero un sábado por la noche o que trabaje allí). Ellos prefieren la banca online porque es lo que mejor se adapta a su ajetreado ritmo de vida.

De acuerdo con un reciente estudio, el 75% de los milennials confía bastante en sus aplicaciones bancarias online para interactuar con sus bancos en tareas como depositar o enviar cheques, comprobar sus movimientos y pagar facturas.

Esto parece algo insólito, pero el poder de la comodidad y el control a menudo se nos pasan por alto. Dentro de las interacciones móviles existen muchas vías a través de las cuales los bancos pueden aumentar su influencia y publicidad, mediante mensajes de texto y notificaciones. Pongamos como ejemplo los mensajes de texto y alertas de la banca online: esto permite a sus clientes recibir alertas de actividad de diferentes aspectos de sus cuentas en sus móviles.

  1. La monetización de ideas.

¿Crees que necesitas promocionar un producto para obtener beneficios? ¡Eso ya es historia! La propiedad intelectual de los milennials es el pan nuestro de cada día – y la defienden con uñas y dientes.

La creciente monetización de ideas es una de las tendencias que han introducido los milennials, y no parece que esto vaya a desaparecer a corto plazo. El auge en la cultura puede atribuirse en gran parte a los milennials que están tomando la iniciativa para darle vida a su “idea del millón”.

Muchos estudios destacan que un número elevado de milennials están invirtiendo la tendencia de empleo tradicional para probar suerte como emprendedores. Con esto se ha iniciado un interés creciente en el uso de acuerdos de no divulgación para proteger sus ideas empresariales.

Si bien el uso de acuerdos de confidencialidad no es un concepto nuevo, la creciente competitividad en el mercado ha llevado a los milennials a ser mucho más proactivos con la protección legal de sus ideas – incluso antes de haber tenido éxito. No es raro oír denuncias de grandes empresas que han estado robando  o “inspirándose” en ideas de la competencia. Por esto mismo, los milennials que quieren ser empresarios son mucho más conscientes de la importancia de asegurarse de que sus ideas nunca se verán comprometidas.

  1. Las transacciones financieras instantáneas son cada vez más populares.

¿Cuándo quieren los milennials su dinero? ¡Ahora!

El servicio de transacciones instantáneas se ha convertido en algo común para este grupo demográfico – les pagan de manera instantánea vía Venmo cuando depositan dinero de sus ganancias en Lyft (¡como un jefazo!) – y su expansión hacia el intercambio internacional es inevitable. El problema es que enviar dinero a nivel internacional es un poco más complicado, con requisitos de cumplimiento y regulaciones más complejas. Pero al menos existe un servicio ahora mismo, Remitly, que ha construido reglas de cumplimiento y regulación en su aplicación, cubriendo las necesidades de los milennials de rapidez y comodidad.

  1. El dinero digital tiene valor real.

El dinero digital o “criptomoneda” (así se le conoce formalmente) es un medio digital de intercambio. La primera criptomoneda que empezó a operar fue Bitcoin en 2009, y desde entonces han aparecido muchas otras, con diferentes característica y protocolos como pueda serlo Litecoin, Ripple, Dogecoin… Este activo digital fue diseñado para funcionar como medio de intercambio para asegurar las transacciones y controlar la creación de unidades complementarias de divisas (viene en la Wikipedia). En términos sencillos, es el dinero cibernético que se puede gastar allí donde se acepte, lo cual es una realidad en nuestra era.

Pero Bitcoin no es la quintaesencia de la moneda digital y los imitadores han brotado como setas. Utilizando la moneda digital Steem, por ejemplo, a los usuarios de la nueva red social Steemit se les paga por publicar y curar contenido. Y se está haciendo muy famoso. Después de su lanzamiento el pasado mes de mayo, Steemit (cuyo creador tiene 26 años), ya tiene casi 120.000 usuarios registrados y publicaciones y cerca de 1.000.000 de visitas al mes. También han pagado más de 4.000.000$ en recompensas a los usuarios hasta la fecha.

Como la moneda digital todavía está en pañales a pesar de estos éxitos, se espera que cada vez esté más infiltrada en los sectores de la industria. ¿Sustituirá algún día al dinero en efectivo o a las tarjetas de crédito? Probablemente no. Pero es ciertamente un concepto interesante como nueva forma de moneda legal, mientras avanzamos con los milennials al timón.