Hipotecas

Los bancos tendrán que devolver lo que han cobrado de más por la cláusula suelo

clausula-suelo-hipoteca-facil
LLevamos mucho tiempo viviendo una verdadera batalla en los tribunales entre las asociaciones que defienden los intereses de los afectados por la cláusula suelo y los propios bancos, que defienden sus intereses acogiéndose a los preceptos legales que sus clientes firmaron. Y lo cierto es que, poco a poco, la balanza parece estar inclinándose, sorprendentemente, hacia los primeros.

Todos sabemos que la cláusula suelo puede suponer, dependiendo del contrato hipotecario y del banco, pagar un interés mínimo del 2% hasta el 5% y siempre con carácter fijo. Este hecho impide que el cliente se pueda beneficiar de las bajadas del Euribor, que ahora se encuentra en el 0,255%. Si, por ejemplo, yo tengo una hipoteca con un diferencial del 0,75%, este mes tendría que pagar un interés total del 0,75% + 0.255% = 1,005%. Pero si, además, mi hipoteca tiene una cláusula suelo que estipula que nunca puedo bajar del 3% de interés, estaría obligado a pagar un 1.995% de más.

[dt_gap height=”10″ /]

SeparadorLogoHF

La Cláusula Suelo

[dt_gap height=”10″ /]

clausula-sueloLLevamos mucho tiempo viviendo una verdadera batalla en los tribunales entre las asociaciones que defienden los intereses de los afectados por la cláusula suelo y los propios bancos, que defienden sus intereses acogiéndose a los preceptos legales que sus clientes firmaron. Y lo cierto es que, poco a poco, la balanza parece estar inclinándose, sorprendentemente, hacia los primeros. En esto, la crisis y la situación de pobreza creciente en un sector importante de la sociedad ha jugado un papel fundamental. Los jueces son ahora más sensibles a la realidad humana que hay tras cada caso.

Así, nos encontramos que el Tribunal Supremo ha ratificado, por tercera vez, que la cláusula suelo debe considerarse nula si se demuestra que en el momento de la contratación hubo falta de transparencia. Además, en esta ocasión, ha querido especificar dos condiciones según las cuales los bancos que aplicaron cláusulas suelo deberían devolver la diferencia cobrada de más a sus clientes.

La primera condición es que se pueda demostrar la falta de transparencia en el momento contractual. La segunda condición es la devolución de la diferencia acumulada contabilizándola desde el 9 de Mayo de 2013, fecha en la cual el Tribunal Supremo ya dictaminó una sentencia sin precedentes que obligaba a BBVA, Novagalicia Caixa y Cajamar a la supresión de la cláusula suelo en todas sus hipotecas. Aunque las tres entidades recurrieron, finalmente aceptaron la sentencia y renunciaron a seguir pugnando por la consecución de no pocos millones de euros que ahora dejaban de ganar por medios, según el mismo Tribunal Supremo, “ilegítimos”.

En ese momento, solo Banesto tuvo la deferencia de retirar la cláusula voluntariamente. Todas las demás entidades que la retiraron, esperaron a una sentencia más firme que les afectara para acatar la realidad de la mala praxis. Sin embargo, desde el año 2013, los bancos han seguido introduciendo, con diferencias sustanciales, la cláusula suelo en sus contratos hipotecarios. Es muy importante, dada la sentencia del Supremo, que en cada caso, se especifique claramente la inclusión de dicha cláusula. Si existe falta de transparencia, se puede realizar una reclamación y pedir por escrito al banco que elimine dicha cláusula. En caso de que se niegue, se puede optar por la contratación de un profesional para que intermedie.

Es cierto que demostrar la falta de transparencia puede resultar muy complicado, pero no es imposible. En cada caso particular, se podrá buscar los elementos individuales que sirvan como muestra de una situación de desinformación: que el banco no avisó al cliente de que su contrato no era adecuado dado el perfil, que no le facilitó una simulación de las cuotas mensuales, que no hubo una oferta vinculante anterior al contrato hipotecario, que la cláusula suelo no aparece en las ofertas publicitarias del banco o de alguna manera está disimulado, que no se informó al cliente de que el diferencial estipulado no era efectivo dada una disminución determinada del Euribor, etc.

Si te encuentras en un caso semejante, lo mejor es que te pongas en manos de un abogado y negocies con él las costas de sus honorarios en relación a un porcentaje de lo que pudieras conseguir del banco si, finalmente, te devuelve la diferencia acumulada por el abuso de la cláusula suelo desde el 9 de mayo de 2013.