Empresa

El modelo GROW Coaching para la gestión empresarial

modelo grow para empresas

En el ámbito empresarial la enseñanza y formación del personal se hace cada vez más imprescindible para alcanzar los objetivos. De allí que constantemente se implementan métodos y estrategias para mejorar el desempeño de los empleados.

Dichos métodos se definen con el término coaching y son instruidos por una persona que se conoce como coach. Este coach tiene la función específica de ayudar a las personas a desarrollar su potencial y de esta manera resulte más productiva.

Para cumplir con este objetivo, el coach se vale de diferentes métodos, según su criterio y tomando en consideración ciertas características. Actualmente uno de los métodos más empleados por estos profesionales es el método GROW. Para aprender un poco más de este, sigue leyendo el presente post.

¿De qué va este método?

Básicamente se trata de un sistema o herramienta que permite la identificación y resolución de problemas. Está diseñado de tal manera que puede ser utilizado tanto de manera individual como por un colectivo o equipo. De allí que ha ganado una buena notoriedad.

El método GROW consta de 4 etapas o fases, las mismas son definidas por cada una de las letras del GROW. Y es que estas vienen a ser un acrónimo de Goal-Reality-Options-Will (meta, realidad, opciones y compromisos). Cuatro pasos que deben cumplir las personas para culminar con éxito este método.

Cuando se pone en práctica esta metodología es porque se tiene un objetivo claro: que se alcancen objetivos personales y colectivos vayan en beneficio del éxito empresarial. Y hasta ahora los resultados logrados alcanzados con el mismo han sido muy favorables. De allí su éxito y expansión.

¿Cómo se implementa el método GROW?

Como te mencionamos esta modalidad de Coaching consta de 4 fases, cada una correspondiente al término que define cada letra de GROW. Las mismas, por lo menos al inicio del proceso se deben ejecutar en orden. Luego, y según el criterio del coach pueden ser cambiadas para lograr un objetivo específico.

Se inicia con la letra G de “Goal” (Meta)

En este punto el coach orienta a los participantes a fijar sus metas y a establecer objetivos claros y precisos. Que además sean alcanzables y realistas. Para ello, les plantea diversas interrogantes que les permitan definir dichas metas.

Algunas de esas preguntas pueden ser: ¿Qué quieres conseguir o mejorar? ¿En qué plazo de tiempo lo quieres? ¿Cuáles consideras que son tus obstáculos para conseguirlos? y ¿Como de alcanzables son tus metas y objetivos?

Debes tener presente que por cada meta se deben establecer uno o varios objetivos. Y tanto las metas como los objetivos deben ser a corto y mediano plazo. De esta forma a medida se vayan cumpliendo los objetivos, sabrás que llegarás a tu meta.

Es importante que esta primera fase se desarrolle bien, pues posteriormente permite visualizar los resultados. Además, que supone un ahorro de tiempo y recursos, pues facilita el enfoque en una meta específica, sin tantos rodeos.

La R de “Reality” (Realidad) es el siguiente paso

Esta fase se basa esencialmente en hacer una evaluación de la situación actual y real de cada persona y de la empresa. Para ello se realizan preguntas con contenido autocrítico y si se quiere de carácter arriesgado. De tal manera que las respuestas reflejen la realidad y así fijar objetivos claros.

En el aspecto personal algunas preguntas claves son: ¿En qué punto de tu carrera profesional te encuentras y cómo llegaste allí? ¿Qué has hecho hasta ahora y qué te motivó a hacerlo? ¿Qué obstáculos externos e internos te han impedido avanzar? y ¿Qué recursos necesitas para vencer dichos obstáculos?

Mientras que cuando el método se aplica a la empresa como tal se pueden hacer las siguientes interrogantes: ¿Qué está afectando al negocio? ¿Qué recursos se necesitan para mitigar la afectación? ¿Cuáles son las posibilidades de que no se siga viendo afectada?

Cuando se ejecuta esta parte del método GROW es posible que se observen diversas realidades. Es por ello que el papel de coach es fundamental para guiar a los participantes al autoconocimiento de manera clara y valiente. Todo esto de manera objetiva y evitando la autocompasión.

Al realizar la fase “reality” de manera efectiva se tiene un conocimiento claro de que tan alcanzables son las metas y objetivos. Así como también si se está cerca o lejos de lograrlos.

Ahora viene la O de “Options” (Opciones)

Ya con las metas y la realidad bien definidas viene el proceso de establecer las opciones para lograr las primeras. Lo más recomendable es hacer una lista bien amplia de dichas opciones, cada una de ellas con varias posibilidades de ejecución.

Es importante que a la hora de plasmar las opciones se elijan las que resulten más reales y sin obstáculos para llevarlas a cabo. Y caso de que haya obstáculos, el coach debe motivar al participante a que se pregunte si estos pueden ser vencidos.

Al igual que con los dos pasos anteriores, las interrogantes constituyen una buena estrategia para identificar opciones. En este caso se puede preguntar: ¿Qué se te ocurre que puedes hacer para conseguir tus objetivos? y ¿Qué ventaja y desventaja tiene la opción que propusiste?

Así como también: ¿Qué otra opción tienes? ¿Estás aseguro (a) que esa opción dará resultados positivos? ¿Con cuál opción de las que propusiste te sientes mejor o te atrae más? ¿Cuánto crees que debes trabajar en esa opción para alcanzarte a tu meta?

 

Se finaliza con la W de “Will” (Compromiso)

Como su nombre lo indica esta fase del GROW abarca el compromiso de los participantes para cumplir con los objetivos planteados. Consolidando así la toma de decisiones en base a preguntas claves de cómo, cuándo o quien.

La forma habitual de desarrollar esta parte del coaching es a través de un plan de acción. En este se desarrollarán y detallarán las acciones a tomar para cumplir con las opciones y objetivos planteados en las fases anteriores. Este debe abarcar tiempo y espacio donde se ejecutarán las acciones.

Los recursos necesarios para conseguir los objetivos también deben ser vaciados en este plan de acción. Al igual que donde se conseguirán estos y los indicadores con que se va a evaluar los resultados del mismo.

Es un punto donde se debe poner mucho énfasis, por cuanto gran parte del éxito del método depende del mismo. Esto se debe a que permite medir las posibilidades de alcanzar el éxito.

 

 Características del método GROW

Te hemos señalado que el modelo GROW coaching es muy requerido por empresas de diversos países. El mismo surgió en las décadas de los 80´ y 90´ en Inglaterra y desde entonces se ha consolidado como una herramienta eficaz. Te contamos algunas de sus características:

  • Es muy directo: Cuando se aplica el GROW en una empresa, el coach va directo a su objetivo que es encontrar fallos y solucionarlos.
  • Fácil de plantear, usar y entender: Como lo notaste a lo largo de este post el método GROW es sumamente sencillo. Básicamente solo necesitas hacer las preguntas necesarias y claves para obtener la información que requieres. Y en base a ésta actuar.
  • Aplicable para conseguir diversos objetivos: Como ya viste, este método sirve tanto para detectar problemas a nivel personal como empresarial. Y lo más importante en diversos ámbitos, por lo que resulta muy versátil y funcional.
  • Arroja resultados muy tangibles
  • Requiere de dedicación: Para que sea exitoso es necesario que se dedique todo el tiempo requerido para explorar profundamente al cliente. Así se puede beneficiar su proceso de mejora o en tal caso frenarlo.
  • Está vigente: A pesar de tener tanto tiempo en el mercado empresarial el modelo GROW está más vigente que nunca, debido a su efectividad. De hecho, cada día está más vigente.

 

Importancia del modelo GROW

  • Debido a sus 4 etapas o fases permite identificar de manera precisa las estrategias que se deben ejecutar para lograr resultados favorables.
  • Gracias a él se pueden vencer los obstáculos que perjudican el desempeño de los profesionales y afectan el rendimiento empresarial.
  • Permite que te mantengas activos y en constante búsqueda de las soluciones que necesitas.
  • Su implementación hace que se fortalezca el compromiso con las metas establecidas, tanto a nivel personal como empresarial
  • Te permite mantener una competencia contigo mismo para alcanzar las metas que te propusiste, en el lapso de tiempo que te estableciste
  • Como parte de la realidad de cada persona o empresa, el modelo GROW arroja resultados factibles y posibles de desarrollar.
  • Al ser un modelo que tiene como eje central a la persona, le confiere a ésta la responsabilidad de lograr su propio cambio.
  • Al ser tan directo, ayuda a la solución sostenible de los problemas de manera eficaz y puntual.

 

¿Cómo se mide el éxito del método GROW?

Indudablemente que es a través de los resultados, que se tendrá una evaluación definitiva  del éxito tras la aplicación de este método.  Para ello se debe estipular un lapso de tiempo para hacer dicha evaluación. Y si se quiere tomar el plan de acción como un mecanismo de la misma.

 

 

 

Añadir comentario

Haz clic aquí para publicar un comentario