Empresa

Ventajas y desventajas de emprender en España

Ventajas y desventajas de emprender en España
El emprendimiento es una de las formas de negocio que más auge ha tenido en los últimos tiempos. Cada años miles de personas en diversos países toman la determinación de iniciar un negocio propio.

España no escapa a esta realidad. Pues en las diferentes regiones de nuestro país surgen constantemente negocios de todo tipo. Sus creadores o propietarios bien son personas nativas o inmigrantes que ven en nuestro país el mejor lugar  para desarrollar su idea.

Ahora bien como suele suceder con todo en la vida, emprender en España tiene sus ventajas y desventajas. Estos aspectos los abordaremos en el presente artículo, pero antes es importante tener en cuenta algunos datos interesantes sobre el emprendimiento en España.

  • Recientemente los emprendedores en este país han tomado un gran protagonismo
  • En el año 2011 el 9% de la población migrante en España tenia intención de establecer un negocio en dicho país
  • Solo un 26,8%de los jóvenes españoles universitarios quiere establecer un negocio propio. Esto según datos aportados a través de un estudio de GAD3 y Educa 2020.

Ventajas de ser un emprendedor

Sea en España o el cualquier parte del mundo, iniciar una empresa propia tiene ventajas que no proporciona trabajar para un tercero. Estas en su  mayoría están relacionadas con el bienestar  profesional, laboral y personal. He aquí algunas de ellas.

  • Ser tu propio jefe: Al iniciar un negocio de emprendimiento se tiene la libertad y autonomía laboral para tomar decisiones. Esto sin lugar a dudar proporciona una independencia que a su vez permite a la persona administrar su tiempo y agenda.
  • Consolidar una idea o un sueño: Por lo general quienes deciden emprender es porque quieren hacer realidad un sueño. O en su defecto desarrollar una idea propia poniendo en práctica su creatividad. Esto permite fortalecer el sentido de pertenencia.
  • Trabajar en lo que se ama: Quienes emprenden lo hacen en una actividad por la que siente amor en realizar. De tal manera que el emprendimiento permite a las personas desarrollarse en temáticas de su interés, ya sea a tiempo parcial o completo.
  • Seleccionar el personal de trabajo: Como emprendedor se tiene la posibilidad de seleccionar al equipo humano de acuerdo a los gustos y preferencias. Es decir personas que se ajusten a las necesidades del negocio, sean amigos cercanos o familiares.
  • Fortalece la satisfacción personal: Quien tiene un negocio producto de un emprendimiento, siente satisfacción cada día por los logros que alcanza a través del mismo
  • Prestigio social: Los emprendedores son vistos en la sociedad como  personas capaces. Quienes con su negocio contribuyen al desarrollo de una determinada zona, región e incluso país.
  • Permitir contribuir con el entorno social: la ejecución de un proyecto de emprendimiento implica por lo general cumplir con la responsabilidad social.  Además que se puede mejorar la calidad de vida de los trabajadores que se tenga a cargo.

Ventajas de emprender en España

Como ya lo mencionamos,  en los últimos años España ha tenido un notable crecimiento en el ramo del emprendimiento. Esto se debe principalmente a las condiciones  geográficas y económicas que ofrece nuestro país. He aquí algunas de las ventajas de emprender en España.

Costo de vida estable: Comparada con otras ciudades europeas, España tiene un costo de vida  barato y estable. De tal manear que iniciar un negocio de emprendimiento en nuestro país no puede suponer para los inversionistas  costo relativamente alto.

Es por eso que al emprender en nuestro país una preocupación que no tendrán los inversionistas son los  costos. Aspecto de los que si tendrían que tener presente en ciudades como Berlín, Londres o Dublín, donde el emprendimiento también tiene  una gran demanda.

Buen clima y variedad de costumbres: En buena parte del territorio español, predomina un clima templado. Así como también una gran variedad de costumbres culturales y gastronómicas.

Estas características han permitido que ciudades como Valencia, Málaga y Barcelona se conviertan en escenarios propicios para el emprendimiento. Principalmente en el campo del turismo, pues son muchas las personas que disfrutan de su tiempo libre visitando  restaurantes, hoteles, espacios culturales…

Calidad de vida y seguridad jurídica: Por formar parte de la Unión Europea, España cuenta con una gran seguridad jurídica. Aunado a eso sus habitantes tienen una gran calidad de vida que les permite cubrir sus necesidades y servicios.

En el ámbito del emprendimiento esto se traduce, en que los negocios suelen tener una buena receptividad y ventas. Por que resulta un ambiente propicio para emprender en diferentes áreas.

Crecimiento exponencial del emprendimiento: Desde el año 2016 el sector de emprendimiento se ha consolidado en España. Esto se debe a que muchos profesionales, motivado a la crisis económica, optaron por reinventarse a través de proyectos emprendedores.

Esto ha dado pie a que hoy por hoy, esta táctica de negocio, reciba más apoyo, así como también oportunidades de crecimiento. Y esto se refleja no solo en  ciudades principales como Madrid o Barcelona, sino también en regiones como Canarias o Galicia.

Aumento de las ayudas públicas: Aunque sigue estando por debajo de otros países como Estados Unidos, las financiaciones para negocios de emprendedores han aumentado en España

De hecho a nivel de Europa se han puesto en marcha mecanismos de financiación que incluyen préstamos y acceso a créditos.  Esto sin lugar a duda constituye una gran ventaja para poner en marcha un negocio emprendedor. Solo hace falta solicitar estos recursos de acuerdo a las necesidades.

Gran acceso a la tecnología: Con sus novedosos dispositivos móviles y rápido acceso a internet, España ofrece productivo escenario para el emprendimiento.

Pues gracias a estas tecnologías los negocios de este tipo han logrado  desarrollar mejores estrategias de marketing. Esto  ha permitido que tengan mayor presencia en el mercado, darse a conocer y en consecuencia tener un mayor crecimiento.

Desventajas de invertir en España

Conseguir financiación requiere de más esfuerzo: Como ya mencionamos, aunque en España ha crecido la financiación para los emprendedores, este sigue estando por debajo de otros mercados. Como por ejemplo el asiático y estadounidense.

Es por eso que los emprendedores españoles deben presentar proyectos  sólidos y con gran potencial de éxito para acceder a una financiación. Situación que no se presenta ni en Asia ni en estados Unidos donde los emprendedores obtienen más capital sin demostrar tanto.

Falta de proyectos de gran éxito: El emprendimiento ha tenido un notable crecimiento en España. Pese a ello, aun no se genera en este país, un caso de éxito de gran envergadura. Es decir un negocio de este tipo valorado en más de mil millones de euros y que son conocidos como unicornios.

Este panorama propicia que no se genere mucha inversión privada en ese campo. Pues no hay una sólida confianza en las etapas iniciales de cada proyecto.

Altos costos fiscales: En España sigue siendo costoso los trámites fiscales y administrativos, como las tasas de autónomos y el Impuesto de Sociedades. Esto genera que muchos emprendedores a pesar de tener consolidada la idea y el plan de negocio, vean mermada su voluntad de invertir.

Afortunadamente en el país entró en vigencia La Ley de Emprendedores. A través de la cual se pretende brindar mayores a este tipo de  empresarios. Es por eso que en este sector el panorama luce positivo. Aunque hay que esperar los resultados.

Exceso de burocracia: La queja más común de quienes desean emprender en España es lo difícil que resulta obtener los documentos legales de cualquier empresa.

Pues en ocasiones  los interesados en constituir un negocio de este tipo deben pasar por un largo y engorroso proceso. Dicho proceso les resta tiempo y dinero, lo que a su vez se traduce en una merma en su disposición de establecer una empresa propia.

Poco apoyo a los extranjeros: Si se posee una nacionalidad europea, las posibilidades de emprender en España son enormes. Pues se le brinda más apoyo. No sucede lo mismo si se es de Estados Unidos, Israel o de un país asiático.

Debido a eso, algunos extranjeros a pesar de su formación y recursos, no pueden establecer en estas tierras un negocio. Principalmente porque no cuentan con el visado  que es la herramienta que más necesitan.

Inestabilidad económica: Ya sea en España o en cualquier país del mundo, los negocios de emprendimiento pueden estar sometidos a una gran inestabilidad económica.

Esto se debe a que el emprendedor no cuenta con un ingreso fijo. En consecuencia esto le puede generar incertidumbre económica y laboral. Y a raíz de eso puede preferir  volver como un asalariado a una institución de administración pública o un conglomerado  multinacional.

Exceso de trabajo: Otro inconveniente que en ocasiones deben afrontar los emprendedores de cualquier país, es el exceso de trabajo. Lo que a su vez interfiere en su vida familiar y personal.

La razón de esto, es que muchas veces el emprendedor debe asumir más responsabilidades que en un trabajo común. Requiere además que se dedique a varias labores, por lo menos mientras contrata personal, y asumir diversos riesgos. Esto ha llevado muchos a renunciar a su negocio.

 

 

 

 

Añadir comentario

Haz clic aquí para publicar un comentario