Hipotecas

¿Estamos a las puertas de una nueva burbuja inmobiliaria en España?

a las puertas de otra burbuja inmobiliaria

Existen muchos misterios en el negocio inmobiliario, pero uno que ha generado mucha suspicacia son las burbujas inmobiliarias. Este hecho es realmente trágico y difícil de afrontar debido a las implicaciones que trae consigo. Pero ¿Qué significa este fenómeno?

Es una especie de incremento muy excesivo, que no tiene justificación alguna, de las cuotas de inmuebles o bienes raíces. Por lo general se inicia tras un proceso de especulación en donde el precio de estos bienes se eleva sin ningún sentido. En estos caso no hay lógica o explicación real de lo sucedido generando grandes pérdidas.

En las burbujas inmobiliarias los dueños de inmuebles se aprovechan porque el valor de sus bienes aumenta. Cuando esto ocurre el inversionista decide comprar empujando aún más su valor a precios muy altos. Esto, a causa del alta demanda a la que es sometida. Esto no se detiene con facilidad sino todo lo contrario, aumenta descabelladamente.

En este proceso de aumento también entran los créditos, los intereses, las cuotas y todo lo que gire alrededor del sector. Este tipo de efecto solo beneficia al inversionista quien compra una y otra vez viendo la oportunidad de vender a un precio mucho mayor. Este ha sido uno de los más grandes problemas en España y se cree que volverá a suceder.

Burbuja inmobiliaria ¡Ya ocurrió una vez y se espera otra!

La burbuja inmobiliaria más reciente ocurrió en 2008 y generó la pérdida de muchos bienes, dinero y vidas humanas. Fue todo un desastre mundial en donde las personas veían perder su vivienda, sus ahorros y sus sueños por un simple capricho especulativo sin sentido.

  1. Este trabajo perverso y perturbador ocurrió en los Estados Unidos y se expandió a países como España. A pesar que el proceso generado de la crisis se venía formando desde el 2006, no fue sino hasta el 2008 cuando reventó.
  2. La crisis nació cuando los bancos comenzaron a otorgar créditos hipotecarios a millones de personas gracias a sus bajos intereses. Era todo rentable, adquirir el dinero, comprar la casa y pagar cómodas cuotas con bajos intereses. Sin embargo, el mercado se vio afectado por la alta demanda de vivienda generando un incremento de  precios.
  3. Este negocio tomó fuerza y los inversionistas del mundo decidieron colocar su capital en la compra de bienes raíces. Este negocio desplazó por un tiempo a las inversiones en tecnología y otros sectores. El resultado del auge fue en aumento de tasas de interés, esas que iniciaron atractivas y bajas ahora se quintuplicaron.
  4. Esta mala jugada generó que un porcentaje muy alto no pudiera seguir pagando y el banco solo podía hacer una cosa: embargar. El alto interés terminó reduciendo el valor de estas casas a uno muy por debajo del original. Esto ocasionó el 7 de agosto de 2007 la explosión de la burbuja inmobiliaria.
  5. Por último, los grandes bancos perdieron grandes fortunas porque nadie les paga su dinero y las casas perdieron valor. Es así como se inicio la burbuja inmobiliaria de 2008.

Este proceso tan ilógico y extraño puede ocurrir nuevamente y España podría convertirse en el epicentro. Es lamentable que esto pueda ocurrir pero hay una alta probabilidad de que así sea.

Burbuja inmobiliaria en España 2019

Dentro de los últimos estudios realizados se cree que la burbuja inmobiliaria en España puede estar cerca. El sector bienes raíces ha venido incrementado sus precios en un 7% anual, desde finales de 2017. Esto es un indicador de una posible explosión inmobiliaria en el país.

Los expertos consideran la posibilidad y los inversionistas y población española se hacen la pregunta. Ante esto, hemos creado una serie de aspectos que pudieran significar algo para este posible suceso:

A pesar que los precios suben aún están por debajo de una burbuja inmobiliaria

Debemos diferenciar entre burbuja y boom de construcción. En España estamos lejos de recibir este impacto y ante una crisis inmobiliaria las afectaciones serían bajas. No afectaría al empleo, al PIB, entre otros.

Hay factores que no justifican un alza de precios

Los salarios en España y la inflación son los dos principales factores que evitan que estos precios se disparen. Tenemos salarios completamente estancados y una inflación subyacente muy cercana al 1%.

Sin embargo, en ciudades como Madrid y Barcelona el precio de los inmuebles sigue subiendo, algo completamente ilógico. Esto afectará más a los arrendamientos o alquiler de pisos. Es lamentable ver como esta situación toma fuerza siendo una debacle social, cultural, económica y financiera de la sociedad Española.

¿Será España la próxima víctima de la burbuja inmobiliaria?

La mayoría de las noticias parecen estar de acuerdo con la posibilidad de una burbuja inmobiliaria en España. El FMI alertó a la nación sobre evaluaciones del mercado inmobiliario y su alza, y el futuro que se avecina. En este caso, el organismo internacional busca reducir riesgos conociendo la vulnerabilidad de España y lo fuerte que fue su anterior experiencia.

Si esto ocurre muchos perderemos inversiones, dinero, tiempo, propiedades y vidas. Esto es muy común cuando la burbuja explota y es mejor estar alerta. El problema está en el mercado, que es desigual y se observa claramente al ver los incrementos de precios en diferentes zonas.

Las ciudades más importantes de España poseen un incremento superior a las de las provincias más pequeñas, e incluso superan a toda España. La gran cantidad de escenarios que vive el país en la actualidad nos hace pensar una posible burbuja. Sin embargo, no es en su totalidad por lo que el riesgo aún sigue estando latente.

¿Qué hacer para revertir esta situación?

El gobierno tiene la potestad de revertir esta situación y evitar que ocurra otro desastre inmobiliario. No es un tema fácil de llevar pero si existen opciones que se puedan lograr. La idea parte de nuevas políticas públicas en el sector vivienda para apaciguar los precios de una manera contundente.

Los planes inmobiliarios de España llevados a cabo por el gobierno suelen comenzar con buen pie, pero el no control y no seguimiento lleva a un desastre inminente. La construcción de viviendas protegidas es un proyecto muy popular. Sin embargo, terminan tomando otro camino distinto.

Su propósito inicial es que sirva como vivienda de alquiler para toda la vida, pero son los mismos ciudadanos quienes tergiversan este concepto y lo vuelven un capital. Al venderlo pasa a estar en otro mercado de compra y venta, sumando a la especulación del estallido de este negocio.

Las medidas deben ser contundentes para frenar esta alza sin sentido, en donde este escenario no es el propicio. Sin embargo, así actúa este mercado buscando enriquecer algunos bolsillos desprotegiendo al débil. Solo se quiere garantizar un bienestar colectivo bajo un techo estable.

¿De quién es la culpa?

Buscar culpables es una actividad muy propia de los seres humanos, quienes algunas veces no logramos asumir y buscamos escondernos en otros. Sin embargo, este problema tiene nombre y apellidos, y es el  de los dueños del mercado. Algunos podrían pensar que el gobierno es un factor primordial pero la verdad es otra.

Quizás sus políticas públicas en materia de vivienda no funcionaron pero hay algo en la mesa y lamentablemente no supimos apreciarlo. Sin embargo, los operadores del mercado tienen una participación muy importante.

Estos operadores no son otros que los grandes fondos de inversión quienes manejan y controlan el sector inmobiliario. Y sus acciones van más allá, y llegan hasta las políticas públicas, algo que solo se ve en España. Los gobiernos tampoco han ayudado mucho a remediar esta situación, llenándonos de promesas y falsas acciones.

A pesar de las informaciones sobre lo que harán, más allá de eso debemos ver acciones rápidas para obtener resultados  eficaces. La idea es crear políticas contundentes, con resultados viables y factibles, colaboración integral de todos los involucrados y mano dura.

Burbuja inmobiliaria de alquiler en España

Toda una verdadera catástrofe es lo que se puede venir en el sector alquiler de viviendas en España. El tener que sacar gente a la calle porque no tienen para pagar el arriendo será el escenario este 2019, según los expertos.

Las personas solo buscan vivir en paz, bajo un techo digno como el derecho que merecen. Actualmente, poblaciones de ciudades más importantes en España destinan el 51% de sus ingresos al alquiler. Lo que se quiere es un control de estos cambios en el precio sin destruir el sector.

Pero suene ilógico pensar en alza de precios cuando los salarios están congelados y la inflación está cercana al 1%. Sin embargo, los encargados de operar el mercado tienen otra cosa en mente. Los ciudadanos españoles exigen que se adopten medidas de ciudades importantes como Nueva York, Chicago, París, en donde el precio del alquiler está controlado.

La excusa por parte del gobierno de aplicar estas medidas regularizadoras es una posible reducción de oferta de parques. Pero sigue siendo especulación porque no hay nada que lo sustente. Estamos hablando de recursos principales para cualquier persona y la solución debe ser exigida ahora.