Hipotecas

Qué vivienda debo comprar según mis ingresos

que casa comprar segun ingresos
A la hora de decidir comprar una vivienda son muchos los factores que hemos de tener en cuenta para ver cual es la casa que nos podemos comprar según nuestros ingresos. Se trata de una inversión a largo plazo a la que tendremos que dedicar la mayor parte de nuestros ingresos por lo que es fundamental que hagamos una valoración previa de hasta cuánto dinero nos podemos gastar en una casa y cuanto nos podemos permitir.

Comprarse una vivienda no es una tarea fácil, tenemos que comparar mucho y ver cual es la que más se adapta a nuestras necesidades de vida y también a nuestra cartera. No nos vamos a meter en una inversión que luego nos haga ir ahogados durante todo el mes y no poder vivir.

¿Cómo saber hasta que importe me puedo gastar?

Para calcular cuánto dinero puedo destinar para la compra de una nueva vivienda hay que tener en cuenta varios factores:

  • Si ya tenemos más créditos
  • Si compramos solos o con nuestra pareja
  • Edad

El ratio de endeudamiento de una persona máximo aceptado por las entidades bancarias es del 40%. Es decir, del 100% de los ingresos netos podemos destinar un 40% a la compra de nuestra vivienda, eso si no tenemos más créditos ya que las diferentes cuotas que estemos pagando se restan a este 40%. En el caso de ser dos personas para hay que sumar los sueldos de los dos y en base a eso calcular el ratio de endeudamiento que podemos alcanzar y la cuota que podemos permitirnos pagar a la hora de solicitar una vivienda.

Una vez calculada la cuota que podemos pagar hay muchos simuladores online que nos ayudarán a saber hasta cuanto podemos gastarnos a la hora de adquirir la futura vivienda.




Es muy importante no superar nunca ese 40% de ratio de endeudamiento.

¿Qué porcentaje del valor de la vivienda puedo hipotecar?

En la actualidad las entidades bancarias pueden financiar hasta el 80% del valor de tasación de una vivienda. Es muy importante que tengamos en cuenta a la hora de comprar una vivienda que conlleva unos gastos importantes, alrededor de un 10% del importe total repartidos en la escritura, Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, IVA, gastos de apertura del crédito, etc. Por lo que si no disponemos de ese dinero ahorro lo tendremos que financiar e incluirlo dentro de nuestra nueva hipoteca lo que hace que el importe total que nos podemos gastar a la hora de comprar una vivienda se vea reducido.



¿Es posible comprar una vivienda sin ahorros?

Si, es posible, pero siempre lo más aconsejable es disponer de unos ahorros para dar entrada, entre un 15 y un 20% del importe de la vivienda. De esta manera nos aseguramos que con el 80% que nos concede el banco en el préstamo hipotecario cubrimos todo el importe necesario para realizar la compra y los gastos que de ella se derivan. En el caso de no disponer de ahorros habremos de reducir el importe que nos podemos gastar en la nueva vivienda. Es importante que sepamos elegir lo que se adapta a nuestras necesidades para no ir ahogados durante toda la vida del crédito que normalmente viene a ser gran parte de nuestra vida.


Factores que se tienen en cuenta a la hora de conceder un crédito hipotecario

A la hora de conceder un préstamo hipotecario las entidades bancarias tienen en cuenta diferentes aspectos:

  • Edad: de la edad que tengamos depende el plazo de amortización de la misma. En el caso de ser una persona joven es fácil que nos concedan el crédito hipotecario hasta 30-35 años lo cual amplía el importe de la vivienda que nos podemos comprar. Nos es lo mismo una hipoteca a 35 años que una a 15 años en los que la letra sobre un mismo importe total se multiplica considerablemente. A menos edad, mayor plazo de amortización y también mayores intereses a pagar durante toda la vida del préstamo. A mayor edad, menor plazo de amortización y cuotas más altas.
  • Nivel de ingresos: este punto ya lo hemos desarrollado anteriormente y es vital a la hora de que nos concedan un crédito hipotecario.
  • Vida laboral: las condiciones también pueden variar dependiendo de si somos funcionarios, tenemos contrato indefinido, somos autónomos, estabilidad, etc. Tenemos que aportar garantías de estabilidad económica para que la entidad financiera nos conceda el crédito hipotecario.
  • Más préstamos: los bancos a la hora de concedernos una hipoteca también tienen en cuenta si tenemos más créditos así como si estamos al corriente de pagos.

Como ya hemos comentado anteriormente, en la red podemos encontrar un sinfín de simuladores en los que poner todas las variables posibles y ver hasta cuánto dinero nos podemos gastar en la compra de nuestra vivienda. Lo más importante a tener en cuenta es no superar ese 40% de nuestro ratio de endeudamiento para poder asumir el coste de hipoteca sin problemas, vivir y además tener capacidad de ahorro. Comprar una vivienda es una decisión difícil y hemos de valorar y estudiar cuales son las ofertas del mercado que más se adecúan a nuestras necesidades.

Añadir comentario

Haz clic aquí para publicar un comentario