Inversión

Fondos de renta variable

fondos de renta variable
Los fondos de renta variable son inversiones de capital que realizan las personas sobre activos de diferentes emisores o empresas que cotizan en los mercados financieros. Algunos países poseen regulaciones sobre el porcentaje permitido de inversión.

Cuando se invierte en este tipo de fondos, el inversionista corre todos los riesgos existentes en el mercado financiero asociados a esta modalidad. Por experiencia sabemos que los riesgos en este tipo de negocios son realmente altos. Sin embargo, los beneficios también lo son.

Los fondos de renta variable cuentan con  distintas modalidades que varían en función a las políticas de inversión. Algunas de ellas son:

  • Fondos de inversión en mercados desarrollados
  • Fondos de inversión en mercados emergentes
  • Empresas que cotizan en las bolsas del mundo
  • Empresas de diferentes modalidades y variedad

Los fondos de renta variable se diversifican

Cuando invertimos en fondo de renta variables estamos en presencia de un proceso de diversificación. Esto quiere decir, que las inversiones que realizamos las hacemos en una amplia variedad de activos financieros. La finalidad de invertir en varias propuestas es para reducir riesgos.

Este tipo de fondo minimiza los riesgos de inversión aún más que si lo hacemos por separado en diferentes acciones. Conozcamos los diferentes tipos de diversificación que ofrecen los fondos de renta variable:

Diversificación naive

Se caracteriza por la acción de crear una cartera de inversión con acciones provenientes de diverso sectores. Con respecto al sector bancario, hay una particularidad. Estos, suelen tener dos tipos de dinámica que generan una volatilidad en la inversión o todo lo contrario, son estables.

Diversificación de Markowitz

Consiste en la combinación de inversiones de acciones que cuenten con un coeficiente de correlación reducido o negativo. Esto permite generar una considerable disminución de los riesgos que pudieran suscitarse.

Desventajas de invertir en fondos de renta variable

Uno de los grandes problemas de invertir en fondos de renta variable se centra en las pocas garantías que hay. En caso del capital que se invierte y la rentabilidad, las posibilidades de retorno no están soportadas. Incluso, las posibilidades de producirse una rentabilidad negativa son altas y la pérdida del capital será inminente.

El motivo de esta inestabilidad se basa en el tipo de rentabilidad que posee la renta variable. Existen diversos factores que influyen en esta desequilibrada eventualidad, algunas de ellas son:

  • El nivel de evolución de la empresa en la que se invirtió
  • El estatus económico de la empresa
  • Como se están comportando los mercados financieros en el periodo

El grado de sensibilidad que poseen los mercados financieros es muy leve, y los cambios pueden ocasionar efectos positivos o negativos en las inversiones. Esto los convierte en un indicador primordial de las economías locales y mundiales.

¿Cómo funciona la renta variable?

Para entender el funcionamiento de los fondos de renta variables podemos verlo con un claro ejemplo. Imaginemos a una persona que compra acciones, al hacerlo adquiere una serie de compromisos legales que le pertenecen. Uno de ellos es el cobro de dividendos.

En caso que la empresa genere beneficios durante el proceso, siguiendo órdenes de la junta directiva, es posible una repartición de las ganancias entre los accionistas. La forma de hacerlo es en dividendos. También, el inversionista tiene derecho a votar y de estar informado de todo lo que sucede.

Sin embargo, la experiencia nos indica que a largo plazo la renta variable es la única que puede combatir con la inflación. El motivo, la correlación que se crea entre la renta variable y el crecimiento normal de la economía. De una nación.

Por otra parte, a corto y mediano plazo, los problemas suelen estar más latentes. Se trata de las altas posibilidades que se ejecute un comportamiento inestable o volátil en la inversión.

Fondo de renta variable para pequeños inversionistas

Cuando realizamos inversiones en la bolsa de valores, no tenemos contacto directo con las operaciones. Para eso, contamos con el apoyo de intermediarios financieros que realizan las actividades. Compran y venden acciones en tiempo real y en sitio.

Estas operaciones y transacciones financieras que realiza el intermediario, son avaladas por una comisión nacional que regular el mercado de valores. Esta organización vela por la transparencia y una creación de precios correcta, incluyendo la protección de los inversionistas.

También es posible formar parte del mercado financiero a través de los llamados fondos de inversión. Se trata de un grupo de inversores que colocan su dinero en un gestor que tiene la responsabilidad de mover el capital.

Realizan inversiones en acciones, bonos y diversos activos rentables. Con esto se garantiza una perfecta inversión con altos índices de seguridad, rentabilidad liquidez y gestionada por profesionales. En ese sentido, a la hora de tomar la decisión de realizar inversiones es importante acudir a una entidad bancaria. También puede recurrir a los asesores profesionales.

Pasos a seguir para invertir en el fondo de renta variable

Antes de iniciar una inversión en el fondo de renta variable, el inversionista debe conocer la diferencia que hay con la renta fija. En este tipo de fondo, el riesgo y la rentabilidad son menores. Sin embargo, la renta variable posee mayores riesgos al involucrar con mercados volátiles.

Pero, lo bueno de la renta variable consiste en los tiempos de respuesta a la hora de recuperar la inversión. Lo hacemos  a través de acciones y participaciones, aprovechando los altos niveles de liquidez que ofrecen estos fondos. Si eres nuevo en este tipo de inversiones debes conocer los siguientes tips o recomendaciones:

  • Los periodos de inversión en la renta variable deben ser largos, considerando, mínimo, tres años
  • Invertir en fondos de renta variable global que no se vinculan únicamente con una solo mercado de bolsa, sector o estilo. Lo ideal es hacerlo en varias ofertas que permita la diversificación
  • Es recomendable realizar aportes periódicos ante aportes puntuales. Con esto es más factible ganar en el tiempo mayor diversificación
  • Debe tener confianza en su equipo de asesores financieros que poseen la experiencia y profesionalismo que el mercado requiere

Añadir comentario

Haz clic aquí para publicar un comentario