Inversión

Fondos Mixtos

fondos mixtos
Los fondos mixtos de inversión es una combinación de inversiones en renta fija y variable. La cantidad a invertir en ambos fondos varía en función a su perfil y la política del proceso. La idea de invertir en estos fondos es salvaguardar la inversión de la renta variable al colocar una parte en las rentas fijas.

Un fondo de inversión de renta fija protege el mal comportamiento que pueden tener los fondos de renta variable en el mercado. Además, el funcionamiento de la renta variable nos ofrece un extra de rentabilidad. Eso sí, depende la cantidad de la inversión, considerando que si esta es mayor el riesgo y la rentabilidad también lo son.

Cuando invertimos en fondos mixtos colocamos un porcentaje en renta fija como deudas, bonos estatales, entre otros. El porcentaje en renta variable se hace en acciones y participaciones de negocios que cotizan en el mercado o no.

Una de las características de estos fondos mixtos es su flexibilidad. Además de las políticas con las que este fondo se maneja, podemos hacer inversiones dentro de un rango y no a través de porcentajes fijos.

Características de los fondos mixtos

Una de las principales características que poseen los fondos de inversión mixta es que combinan inversiones en renta fija y variable. Gracias a esto, podemos reducir los riesgos de pérdida ante los mercados volátiles o escenarios a futuro inciertos.

Cuando decidimos invertir en fondos mixtos debemos conocer su universo o rango de amplitud. Este es muy extenso y lo podemos clasificar en  función al peso que ejerce, el porcentaje para ambos tipos de renta y la ubicación geográfica de la inversión. Con estas variables podemos realizar una inversión variada.

Esto quiere decir, que podemos basar nuestra inversión en mercados y fuentes realmente rentables y distintas entre sí. Esto nos da la oportunidad de encontrar un fondo mixto especial para los objetivos de los inversores.

Es importante destacar que los fondos mixtos están hechos para cualquier perfil de inversiones. Lo importante es encontrar el fondo adecuada para ellos. Esto requiere que el fondo tenga una renta fija, una renta variable y una ubicación geográfica acorde al perfil del inversionista. Además de esto, el objetivo del inversionista debe estar en armonía con estos planteamientos.

¿Por qué invertir en fondos mixtos de inversión?

Una de las ventajas de invertir en fondos mixtos de inversión es que tenemos un amplio rango de ventaja y protección de nuestra inversión. Al apostar por renta fija y variable contamos con dos mecanismos de rentabilidad muy importante. Conozcamos más sobre esto:

  • Posee una capacidad de adaptación entre los distintos perfiles de riesgo. Su metodología de inversión hace que los conservadores, moderados y los arriesgados puedan colocar su dinero en este tipo de fondo.
  • Los inversores más arriesgados podrán elegir  un fondo mixto de alto porcentaje de exposición a la renta variable o viceversa.
  • Al ser tan flexible podemos mejorar los porcentajes de inversión en los rangos permitidos. Con esto nuestra inversión se adapta  a los cambios y evoluciones del mercado
  • Las expectativas de rentabilidad con respecto a la renta fija son mayores
  • La cartera de inversión se puede diversificar, no solo como renta fija y variable, sino también a través de la procedencia geográfica de los activos.

Los fondos mixtos son perfectos para cualquier tipo de perfil de inversor. Sus diferentes niveles de riesgo permiten adaptarse a cualquier situación y medio. Además, de invertir en renta fija y variable podemos incluir otros tipos de fondos.

Lo que nos puede ocurrir si invertimos en fondos mixtos

A pesar de ser un fondo de bajo riesgo o de riesgos soportables, podemos tener inconvenientes a la hora de invertir en ellos. Algunos de los casos más comunes son:

  • Cuando el mercado comienza a tener un comportamiento inesperado en los fondos de renta fija. A pesar de ser este método un fondo de resguardo para la renta variable, existen escenarios que lo pueden comprometer. Uno de ellos puede ser que opte por tener un rumbo contrario al de renta variable. A pesar de ganar gracias a las inversiones hechas, perdemos todo por el lado de los activos como bonos, obligaciones, entre otros.
  • También pueden suponer riegos los fondos mixtos cuando tenemos un horizonte temporal incierto. Se trata de fondos en donde la inversión se realiza mediano y largo plazo. Esto puede ser variable, considerando que la renta fija tenga un mal comportamiento al corto plazo. Para evitar esto, es necesario realizar inversiones teniendo en cuenta el comportamiento del mercado antes de colocar algún porcentaje.

En definitiva ¿es mejor invertir en fondos mixtos?

Como ya explicamos las ventajas de los fondos mixtos y que todos los perfiles calan en este fondo de inversión, podemos decir que sí. Sin embargo, todo depende de las políticas que tengan el fondo y la ubicación geográfica.

Esto quiere decir, que no es lo mismo invertir en un fondo mixto en el continente africano que en Europa. Los riesgos son mayores en un lugar que el otro. Esto nos permite tener en cuenta que antes de invertir hay que evaluar el escenario.

Los asesores comerciales y financieros juegan un papel importante, el aconsejarnos antes de invertir. Ellos son los que manejan la información, pero no podemos dejarnos guiar 100% por ellos. Debemos tener un conocimiento y criterio propio de inversión.

Al final de la cuenta estamos hablando de nuestro dinero. Existen políticas de inversión en donde toda la potestad de inversión la tiene el asesor, esto es genial para perfiles arriesgados. Los más conservadores buscarán otros métodos donde los niveles de participación sean mayores para ellos.

Importancia del fondo mixto flexible

La flexibilidad de los fondos mixtos es uno de sus principales atractivos. La idea de no tener que invertir en porcentajes estrictos sino en rangos, lo convierte en un fondo de inversión agradable.

Esta flexibilidad le permite al gestor poder mover el patrimonio entre diferentes fondos en el mercado. Con esto aumentamos la rentabilidad de nuestra inversión.

Con esto evitamos que el movimiento del mercado nos haga perder dinero. Por ejemplo: si al renta fija de un activo sube, el gestor podrá mover el capital a otros bonos de menor duración.

 

Añadir comentario

Haz clic aquí para publicar un comentario