Empresa Prestamos

Prestamos para empresas

prestamos para empresas
Tenemos una empresa y necesitamos obtener liquidez, bien para tener fondos, bien para realizar alguna inversión para la misma, o bien para financiar determinados imprevistos que nos han surgido. Actualmente son muchos los productos financieros que podemos encontrar para empresas y a través de este artículo vamos a conocer diferentes opciones a la hora de obtener financiación para empresas.

Lo primero que debemos hacer definir el objetivo de la financiación que requerimos y las necesidades que tiene nuestra empresa así como valorar la solvencia con la que podamos hacer frente al nuevo préstamo. Una vez establecida  la cantidad que necesitamos hemos de valorar las diferentes opciones que tenemos en el mercado para obtener créditos para empresas, siendo la más habitual, y la que primero hemos de valorar, la financiación a través de la entidad financiera con la que nuestra empresas trabaja habitualmente, es decir, con aquella entidad con la que tenemos las cuentas de empresa.

Cómo conseguir préstamos para empresas

A la hora de conseguir financiación para nuestra empresa hay varias opciones que son  las más comunes:

A través de las entidades bancarias

Esta opción es la más recurrente por las empresas a la hora de demandar un crédito para obtener financiación para misma. Lo más normal es hacerlo a través de la entidad bancaria con la que tenemos las cuentas de la empresa vinculadas. Para que nos concedan un crédito el banco va a tener en cuenta principalmente el tiempo que lleve nuestra empresa vinculada con ellos así como la solvencia de la misma. El proceso dependerá del análisis que el banco realice de la empresa y puede durar unas semanas. Aunque cada vez es más habitual que sea la propia entidad bancaria la que ofrece créditos a las pymes con unos intereses más económicos y de rápida obtención. Si tenemos una pyme y queremos financiación lo primero que debemos hacer antes de nada es hablar con nuestra entidad para ver si tienen algún tipo de producto financiero para ofrecernos y que se adecúe a nuestras necesidades.

prestamos-para-empresas-bancos

A través de empresas de capital privado

Existen empresas y prestamistas de capital privado especialistas en créditos para empresas. Lo más ventajoso: la fácil tramitación. Podemos realizar la solicitud a través de internet en pocos minutos y en un plazo de 24 horas podemos saber si nuestra petición ha sido aceptada. Actualmente este sector, que en un principio nos puede parecer arriesgado o del que podemos pensar que tienen tipos de interés muy superiores a los bancos tradicionales, ofrece para las empresas productos muy competitivos llegando incluso en ocasiones a mejorar las condiciones ofrecidas por las entidades bancarias.

A través de otras plataformas de financiación alternativa ‘crowdlending’

Se trata de empresas que nos ponen en contacto con inversores privados y en un periodo de 48 horas nos responden si nuestra petición ha sido aceptada o rechazada. Los beneficios que reciben estos inversores varían según el nivel de riesgo de nuestra empresa. Dependiendo de la plataforma de ‘crowdlending’ a la que acudamos podemos obtener una cantidad u otra de dinero así como como la forma de pago. Deberemos dirigirnos a la que más se adapte a nuestro sector y necesidades. Estos créditos también son conocidos como ‘préstamos P2B’.

A través de líneas de crédito

Otra forma común de obtener liquidez para nuestra empresa son las líneas de crédito que a diferencia de los créditos anteriormente comentados nos dan una cantidad de dinero del que podemos disponer libremente y sólo pagaremos los intereses del dinero que vayamos utilizando. Esto viene muy bien para cuando queremos tener un fondo en la empresa con el que tener liquidez para afrontar pagos inesperados.

A través de préstamos online para empresas

Son créditos que se ofrecen 100% online y sin papeleos y pueden otorgarnos la financiación en un plazo de 24 horas. El plazo de devolución es de hasta 6 meses como máximo.


A través de garantía hipotecaria

También podemos solicitar un crédito para empresas poniendo nuestra vivienda como garantía hipotecaria. Suele ser la opción escogida por los emprendedores ya que no disponen de beneficios previos ni un plan probado de negocio. El inconveniente es que si no sale bien, podemos perder nuestra vivienda y los plazos de aprobación también se alargan ya que conlleva determinados procesos que son más costoso de realizar que en las opciones anteriormente comentadas.




Otros tipos de créditos para empresas

Renting

Es la opción perfecta para adquirir la flota o maquinaria para la empresa. Con este tipo de producto podemos pagar una cuota mensual en la que se incluyen seguros, mantenimiento, servicios de sustitución, etc. Podemos decir que es como si pagáramos un alquiler por el vehículo o la maquinaria que adquiramos a través del renting mientras lo estamos utilizando y una vez dejemos de necesitarlo lo dejamos de pagar. Es una buenísima opción ya que además nos ofrece ventajas fiscales al poder desgravar los gastos derivados del renting.

Leasing

Es similar al renting con la diferencia de que al final del plazo la compra del vehículo o maquinaria obtenidos a través del leasing es obligatoria.

Factoring

Esta es una nueva forma de financiación para las pymes a través de la cual la empresa puede pagar las facturas a los proveedores. Es un prestamista quién nos adelanta el dinero para pagar a uno o varios proveedores y nosotros le devolvemos el dinero adelantado de las facturas al prestamista con los intereses que hayan sido generados.

Confirming

Es lo contrario al factoring. Somos nosotros quienes cobramos por adelantado una factura generada como proveedor. Una vez hemos cobrado la factura le devolvemos el adelanto de la misma a la empresa prestamista.

Conociendo un poca más el sector de los préstamos para empresas tendremos que realizar un análisis de nuestras necesidades y valorar qué es lo que más nos conviene a la hora de obtener liquidez para nuestra empresa. Son muchas las ofertas que existen en el mercado por lo que siempre será una buena opción buscar un buen asesoramiento para así estar seguro de que lo que contratamos es lo que más se adecúa a nuestras necesidades.

En otro artículo os hablaremos en profundidad de los préstamos ICO para pymes y autónomos.