Prestamos

Opciones para pedir un préstamo sin nómina

prestamos sin nomina

Un préstamo sin nómina es de gran ayuda cuando requieras de cierta cantidad de dinero. Este servicio se puede solicitar cuando no cuentes con un trabajo fijo para solicitarlo o con un aval similar. Por ello esta es una de las alternativas más factibles en los últimos años al momento de tramitar una financiación.

A pesar de que no necesitas una nómina, debes tener una serie de consideraciones cuando lo tramites. Conoce las opciones para pedir un préstamo sin nómina, los documentos que tendrás que aportar y las ventajas. Además, de los pasos que seguirás para completar el proceso satisfactoriamente.

¿Qué significa pedir un préstamo sin nómina?

Un préstamo sin nómina es aquel crédito en el cual no necesitas de un respaldo o justificativo de trabajo para solicitarlo. Generalmente los usuarios que no cuentan con un ingreso concreto y fijo suelen pedir este tipo de financiación. Es decir, no poseen un trabajo que es el que les otorga el comprobante salarial.

Hay muchas categorías de créditos sin nóminas debido a que las entidades bancarias han aceptado dicho sistema. Dentro de las alternativas tienes los microcréditos, los préstamos personales o los rápidos. Cada uno posee características diferentes en cuanto a cantidad a otorgar y tasas de interés.

Sin embargo, en cuanto a requisitos estos son similares. La mayoría de las instituciones bancarias ya cuentan con dicho servicio. Aunque otros todavía necesitan de un comprobante para poder financiarte. Solamente debes revisar las diferentes entidades monetarias con el fin de verificar si tienen la opción.

¿Cuándo solicitar un crédito sin nómina?

Como te hemos comentado puedes tramitar este tipo de crédito cuando no trabajes para una empresa. También existen otras razones que aplican para estos casos. Por ejemplo, las personas que no están asociadas a ninguna compañía, pero trabajan de forma independiente. Estos son muy comunes hoy en día en los freelancers o empleados autónomos.

Aunque no poseen un trabajo fijo, sí tienen ingresos muy variados y por eso se les puede aprobar la financiación. Igualmente, aplica hacia los usuarios que no presentan –en ese momento– un empleo o son trabajadores momentáneos. Si este es tu caso, no te preocupes pues los préstamos sin nómina te pueden servir.

Aunque no exigen el comprobante de trabajo, las instituciones solicitan otros documentos. Solo debes tener en cuenta que a pesar de que parezca complicado, el proceso es muy sencillo. Te sacan de apuros, es fácil y lo mejor es que solventarás tu situación económica de ese momento.

Casos especiales

Dependiendo de la institución donde hagas el trámite determinará la cantidad de documentos exigidos. Algunas de ellas no requieren de ningún papel para otorgarte el dinero. Esto aplica sobre todo en las empresas dedicadas exclusivamente a aportar dichas soluciones financieras a las personas.

A esta categoría se le conoce como préstamos sin aval, que son similares a los de sin nómina. Pero para ello no es necesario que presentes otros papeles que a veces suelen ser complicados. Revisa si te conviene este tipo de crédito o si es mejor realizarlo de la manera tradicional.

En cualquiera de las opciones para pedir un préstamo sin nómina, lo importante es que estos cumplen una misma finalidad. Se trata de darte el dinero de manera rápida. Una vez que se revise la petición, te informan si te lo han aprobado o no. La empresa confía en que el usuario cancelará el total de la deuda.

¿Cuáles son los requisitos?

Quizás pienses que al pedir un préstamo sin nómina vas a requerir muchos datos y papeles. Sorprendentemente uno de los beneficios que tendrás al gestionar una ayuda económica de esta forma son los requisitos. Debido a que contrario a otros trámites similares, en este no exigen documentos extraordinarios.

Lo primero es que debes ser mayor de edad para poder comenzar a realizar la petición. También tendrás a la mano un correo electrónico que se encuentre habilitado y que sea propio. Además, suministrarás un número de teléfono por si la empresa necesita mantenerse en contacto contigo.

Asimismo, dentro de los requisitos están que debes proporcionar tu Documento Nacional de Identidad (DNI). De sacar el crédito en una institución que no sea de origen bancario, deberás otorgar un número de cuenta bancario. Esto con el fin que el dinero te lo transfieran ahí.

¿Cómo tramitarlo?

Por lo general el préstamo sin nómina lo puedes solicitar a través de Internet. Esto una vez que ingreses al portal de la entidad que seleccionaste. Pulsa en el botón habilitado para ello y empieza tu gestión de una vez. Cuando accedas envía una solicitud a la empresa, quienes te harán una serie de preguntas.

Debes proporcionar los requisitos que te resumimos en el apartado anterior. Este paso es sencillo y rápido, pues no te tomará mucho tiempo suministrar la información que te exigen. Coloca tus nombres, apellidos, dirección, email y número de teléfono. También es obligatorio que añadas la cantidad que deseas recibir.

En ese mismo espacio colocarás la forma en que devolverás el dinero y, por supuesto, el tiempo. Raras veces las instituciones te interrogan sobre la razón por la cual estás haciendo la gestión. Luego, dale a enviar o a aceptar los términos y en minutos o pocos días estarás recibiendo la cantidad requerida.

Documentos adicionales

Considera que las instituciones bancarias piden dentro de sus documentos la nómina para asegurarse del reembolso. Es decir, que pagarás el total de la deuda y devolución de la tasas de interés en el tiempo estimado. Al tramitar un crédito sin este la entidad, en ciertas oportunidades y dependiendo de sus reglas, buscan otras alternativas para ti.

Te podrían solicitar otros documentos para evitar estos inconvenientes. Estos se encuentran asociados a los comprobantes salariales, que no necesariamente debería ser por nómina. Entre los papeles más habituales que lo sustituyen están los comprobantes de ingresos independientes. Hay muchas formas de conseguirlo si eres trabajador autónomo.

La mejor manera es tener un documento en el que te certifica la cantidad de dinero que recibes por estos trabajos. Igualmente, aceptan documentos de becas o constancia de retribución por desempleo. Las personas de la tercera edad también tienen esta posibilidad al presentar los comprobantes de pensión.

Tasas de interés

Las tasas de interés de las opciones para pedir un préstamo sin nómina son diversas. La ventaja de esto es que los tipos de interés son mínimos, no te exigirán una devolución grande. Antes de gestionarlo tienes que indagar sobre las condiciones y los términos que utilizan para los clientes. Te darás cuenta que no necesitas devolver un montante mayor.

Muchas personas se preocupan por el tiempo en que recibirán el dinero. Debido a que comúnmente este crédito se hace para obtener fondos de manera inmediata. Por ello puede tardarse 15 minutos, media hora o algunas más que este lapso. Ya que la compañía revisa la información que aportaste y necesita asegurarse de que sea correcto.

Otras pueden demorar hasta 24 horas. Igual no es un tiempo mayor si lo contrastas con otras categorías de financiamiento. Te invitamos a esperar después que hagas la solicitud. Si tienes algún problema debes llamar a la entidad directamente a fin de que te resuelvan de forma inmediata.

Proceso de devolución

Puedes pedir la cantidad que desees en el crédito sin nómina. Esto puede ser desde costos mínimos hasta grandes. Todo estará sujeto a lo que necesites y las deudas que tengas en ese instante. Hay entidades que otorgan entre los 3.00 a los 1.000 euros con el fin de liquidar gastos básicos y rápidos.

A partir del montante que tramitas  te indicarán el tiempo de devolución. Las pequeñas cantidades tienen un plazo de 30 días para que canceles dicha deuda. Cuando son mayores, naturalmente el tiempo aumenta hasta los dos meses. Estos se cuentan desde el instante en que tengas el dinero en tu cuenta bancaria.

Hay muchas formas en que puedes devolver o pagar el préstamo sin nómina. Entre ellas está la transferencia bancaria o el descuento por la tarjeta, bien sea de crédito o de débito. Las empresas te facilitan las alternativas con el fin de aportarte soluciones y ayudarte.

¿Por qué recurrir a esta financiación?

Tendrás muchas razones para recurrir a esta financiación en cualquier época del año. Hay algunas veces que te suelen surgir imprevistos en tu vida cotidiana. Los puedes hacer en la fecha y hora que desees. Estos créditos sirven para solventar esas pequeñas deudas que te aparezcan de repente cuando no tienes liquidez.

Es de gran ayuda cuando necesitas cancelar algún servicio específico o cubrir las diferentes necesidades básicas. Como por ejemplo cancelar el suministro de electricidad, agua, gas, entre otros servicios comunes. También ayuda si tienes que resolver asuntos personales de salud o económicos.

Sin embargo, no solamente funcionan para emergencias monetarias, pues lo puedes emplear para tu diversión y la de tu familia. En otras palabras al momento de realizar un paseo, entretenerte viajando o trasladándote a un sitio que deseas conocer. ¡Los préstamos sin nómina siempre estarán disponibles para ti!