Prestamos

¿Qué plazo escoger para pagar menos por mi préstamo?

plazo escoger para pagar menos prestamos hipoteca
Al momento de pedir un préstamo, por la razón que sea, es importante tener en consideración el tiempo del plazo de amortización. Ya que, así, te sentirás más cómodo al momento de solicitar el crédito. Puesto que podrás elegir el tiempo que consideres necesario para pagarlo.

De esa manera, es importante conocer, en primer lugar, los tipos de plazos de amortización que nos ofrecen. Debes evaluar bien cada uno de ellos para escoger el que se adapte a tus necesidades. Ya que los plazos de los préstamos pueden hacer que paguemos una cantidad mayor o menor de dinero.

¿Por qué es importante escoger bien el plazo de amortización?

El plazo de amortización del préstamo, tiene que ver con el tiempo en el cual el solicitante del mismo debe devolver el dinero prestado. Dinero que se verá afectado por el incremento de los intereses del préstamo. Al escoger el plazo de amortización, se escoge, no solo el tiempo, sino también el montante final que devolveremos.

Todo esto es algo que también tiene relación directa con el montante que pedimos prestado en primera instancia. Debido a que, en la mayoría de los casos, mientras mayor es la cantidad, mayor es el tiempo del plazo de amortización. Así como también serán mayores los intereses a pagar.

Esos son los factores más importantes que debes tener en consideración al momento de pedir un préstamo. Ya sea a un banco o a un prestamista independiente, son puntos que se debes considerar bien.

Teniéndolos en cuenta, se dividirán los pagos en cuotas mensuales o semestrales. Los tipos de cuotas en los que podrás pagar el préstamo también podrás elegirlas. De esa manera, todo se vuelve mucho más cómodo al momento de devolver el dinero que te prestaron.

Tipos de plazos de amortización 

Es importante saber acerca de los distintos tipos de plazos de amortización que existen. Ya que, de esa forma, todo se vuelve más sencillo al momento de finiquitar el préstamo. Para englobarlos todos, existen dos clasificaciones principales: los plazos cortos y los largos.

En cuanto a los plazos cortos, debes saber que son los más rápidos al momento de devolver el préstamo. No obstante, se vuelve también el más costoso dentro de las cuotas mensuales. Debido a que, como se tiene un plazo corto de tiempo para amortizar el capital prestado, se incrementan los costos a pagar de cada mes.

Si bien es bastante cómodo, es importante pensarlo bien antes de aceptar un plazo de ese tipo. Debes conocer tus límites económicos para saber si es el tipo de plazo que te conviene.

Por otro lado, cuando se trata del plazo largo de amortización, es algo que usualmente puedes escoger tú mismo. Cuando elijes alargar el plazo, se vuelve más cómodo, ya que las cuotas mensuales son menores. Aunque, al escoger este plazo, también se está escogiendo una mayor cantidad de interés.

¿Cómo pagar menos por el préstamo escogido?

Existen diversas maneras de pagar menos por un préstamo, todo es cuestión de saber bien lo que hacemos. Por ello, una de las formas de hacerlo es ampliando los plazos de la devolución del dinero.

Si bien, como les mencionamos anteriormente, puede ser algo un poco desventajoso. Es algo que también tiene sus factores positivos si se sabe implementar dicho método. Las ventajas de esto, es que se minimizan los costos de las cuotas que debes pagar mensual o semestralmente.

De esa manera, se puede cubrir de forma sencilla el préstamo a corto plazo. Aunque sigue implicando algunas complicaciones a mediano y largo plazo, ya que los intereses pueden aumentar. Sin embargo, si se esfuerzan lo suficiente en su trabajo, pueden pagar hasta dos cuotas por mes.

Cosa que hará que el préstamo sea devuelto de forma rápida. Claro está, es algo que implica un mayor tiempo de dedicación en el trabajo para lograrlo. Aunque también puedes tener la suerte de que te vaya bien con la causa en la que hayan invertido el préstamo.

Comparar los préstamos

Una de las estrategias más utilizadas en la actualidad para pagar menos por un préstamo es la comparación de los mismos. Esto es algo bastante sencillo de hacer. En primer lugar, debes indagar en las distintas entidades bancarias o prestamistas acerca de las opciones que ofrecen.

Entre las opciones más importantes están las que tienen que ver con tiempo de plazo, intereses, costo de cuotas, entre otras. Dentro de España, existe un estimado de 20 entidades diferentes que ofrecen préstamos a las personas.

Por ello es tan importante comparar en la mayoría de ellas, antes de elegir el primero que visitamos. Gracias a la tecnología, puedes encontrar comparadores en línea que te ayudarán a hacer ese trabajo sin salir de casa.

Para poder elegir de forma sabia, también puedes obtener ayuda sobre préstamos con varios expertos. En el caso de España, se puede recurrir al BBVA, La Caixa, Triodos Bank u otros entes expertos. De esa manera, puedes aprender a llevar bien tu préstamo.

Reducir el tiempo de financiación

Usualmente, los plazos con una mayor tasa de interés son aquellos que van de los 36 meses en adelante. Por esa razón, debes buscar un plazo que sea un poco menor a dicho tiempo. Ya que, de esa manera, se reducirá la cantidad de intereses que debes pagar por el préstamo.

De esa manera, te instamos una vez más a que analices bien las necesidades que tienes con el préstamo. Esto es un paso fundamental que te ayudará a saber cuál plazo debes elegir en cuanto al préstamo.

Por ello, debes calcular para saber si puedes terminar de pagar el préstamo antes de los 36 meses o menos. Es cuestión de tener el tiempo de revisar nuestro capital y entradas de dinero. Ya que es una estrategia infalible, cuando se trata de pagar menos por un préstamo.

De igual forma, para lograrlo con eficiencia, puedes pedir ayuda a expertos. Puedes optar por recurrir a un contador o también a un coach financiero. Ambos pueden sacar los cálculos necesarios para saber si puedes reducir el tiempo de la financiación.

Solicitar únicamente la cantidad necesaria

Algunas personas tienen métodos poco recomendables al momento de pedir un préstamo. Uno de ellos, es el hecho de pedir un poco más de dinero que la cantidad justa y necesaria. Esto es algo que suelen hacer para tener una especie de respaldo en caso de que surja un imprevisto.

No obstante, pese a que la intención es muy buena, no es algo tan recomendable. ¿Por qué? Al aumentar así sea muy poco la cantidad del préstamo, se aumentan directamente los intereses.

La idea principal para pagar menos por un préstamo es encontrar las formas de rebajar los niveles del interés. Por esa razón, lo recomendable es que pidas solamente el dinero necesario, ni un poco más, ni un poco menos. Así, será mucho más sencillo de pagar el crédito pedido.

Préstamos para reunificar deudas

Existe un tipo de préstamo que no todos los bancos ofrecen a sus clientes, pero que puede ser de utilidad. Se le conoce como préstamo para reunificar deudas, como el mismo nombre lo dice, se pagan varias deudas al mismo tiempo.

Es decir, si tienen, además del préstamo, alguna hipoteca o pago de servicios, se unificarán en una misma cuota mensual. Esto puede hacer que todo sea más cómodo, como dicen, matarás dos pájaros de un mismo tiro. Por ello, las personas suelen recurrir a dicha estrategia.

No obstante, esto quiere decir que debes tener un capital mayor para pagar las deudas mensualmente. Ya que, si bien los costos de cada deuda se ven reducidos al pagarlo así, la cantidad final mensual será mayor. Ya que pagarás un poco de todas las deudas que tienes con el banco.

Por lo tanto, es una estrategia que puede funcionarle a algunas personas en específico. Especialmente a aquellas que tienen diversas deudas con un mismo ente bancario. Si tú las tienes y requieres un crédito, puedes indagar si el banco ofrece esa opción y recurrir a ella.

Liquidar de forma anticipada el crédito

Siempre se recomienda buscar la forma de pagar el crédito rápido, incluso es mejor si se hace antes de la fecha estimada. Por lo tanto, si logras esforzarte un poco más en tu trabajo, puedes acumular más dinero. De esa manera puedes ahorrar para terminar de pagar el préstamo.

Esta opción es algo que funciona mejor si quedan pocos meses antes de la fecha del pago final del préstamo. Si te hallas en esa situación, puedes optar por liquidar o amortizar con anticipación el préstamo. Esto es algo que te puede ahorrar los intereses de los últimos meses del plazo.

Debes indagar si el banco que te otorgó el préstamo cuenta con esa opción, pues no todos la tienen. Una vez que lo confirmes, puedes recurrir a ella. Es una de las mejores opciones para pagar menos por un crédito.

Siguiendo las estrategias mencionadas y la información otorgada, puedes lograr pagar menos por un préstamo. Muchas personas creían que esto era imposible, pero ahora tú sabes que sí lo puedes lograr de forma rápida y sencilla.

 

 

 

Añadir comentario

Haz clic aquí para publicar un comentario