Prestamos

Tipos de préstamos

tipos de prestamos

Un préstamo bancario es una operación que se realiza en entidades financieras con la finalidad de ayudar al solicitante. Se trata de un intercambio en donde la persona recibe un montante determinado de dinero a cambio de compromisos de pagos por cuotas estipuladas.

Existen diferentes tipos de préstamos enmarcados en normas y cláusulas específicas. Sin embargo, la modalidad es muy utilizada en diferentes partes del mundo en donde le agregan o quitan ciertas condiciones.

En este tipo de transacción lo más importante es identificar el tipo de préstamo a seleccionar. Junto a esto, los intereses que debemos cancelar y el tiempo que tenemos para hacerlo. En el siguiente post se indica todo lo que debemos hacer para lograr obtenerlo.

Por otra parte, el término crédito se usa gramaticalmente igual al de préstamo. Esto es un error, sobretodo en la manera en que se manejan. En este caso, el crédito lo otorga el propio banco sin necesidad de una solicitud previa. En el caso de los préstamos, hay una petición formal ante la entidad.

¿Cómo se clasifican los tipos de préstamos?

No hay una clasificación como tal sobre los diferentes tipos de préstamos existentes. Sin embargo, cada entidad financiera segmenta los préstamos en función a la finalidad. También involucra variables como el interés y el tiempo de pago.

A continuación, conoceremos cómo se dividen los préstamos en función a estas características. La idea es identificarlos y poder solicitarlos con mayor seguridad:

Préstamo en función al lapso de tiempo

  • Corto plazo: por lo general es un periodo corto en donde el solicitante deberá pagarlo. De acuerdo a los bancos el mínimo es de un año
  • Mediano plazo: el tiempo de vencimiento es mayor y puede variar entre más de un año y menor a tres años
  • Largo plazo: cuando la amortización se extiende y llega a periodos superiores a los tres años.

Préstamo en función a la finalidad o destino

Préstamos personales

Se estilan presentar estos préstamos a la hora de financiar proyectos o requerimientos específicos. Son cantidades pequeñas que se utilizan para el pago de eventos planificados o inesperados.

Préstamos de consumo

Sirven para costear bienes de consumo como vehículos, muebles, artefactos eléctricos, y similares. La cantidad es baja y el tiempo de devolución es corto

Préstamos de estudios

En esta oportunidad el nombre lo explica con claridad y funciona para pagar estudios y formaciones académicas. Sus intereses son más bajos que los dos préstamos anteriores y se estila mucho en países europeos.

Préstamos hipotecarios

Los préstamos hipotecarios se caracterizan por otorgarse a quienes buscan un dinero equivalente al costo del inmueble. Estos préstamos son muy delicados porque el aval o garantía en caso de incumplimiento de pago es la vivienda. Esto incluye locales comerciales o cualquier inmueble.

Préstamos empresariales

Se aplica únicamente para empresas que buscan un apoyo financiero para ejecutar un proyecto de cualquier nivel. A pesar de contar con un capital que quizás le permita pagar por su cuenta, las empresas tienden a solicitar estos préstamos con regularidad.

Algunos países cuentan con alternativas para solicitar préstamos en sus diferentes niveles. Se trata de los crowdlending o  crowdfunding de una manera rápida, fácil y segura.

¿Cómo se solicita un préstamo?

A la hora de solicitar un préstamo, lo primero es tener clara la decisión. No se trata de pedirlo por hacerlo, debido a que detrás de esa solicitud hay un compromiso de alto riesgo. En función a nuestras necesidades y capacidades de pago, hay diferentes tipos de préstamos.

Si vamos a una entidad bancaria lo primero que se hará es hacer un estudio de caso del préstamo. En este proceso intervienen factores como análisis crediticio, capacidad de pago, ingresos mensuales, entre otros. Para esto debemos entrar una serie de documentos que varía en función al banco y país de origen.

Lo que sí es común en todas es la gran cantidad de documentos que se solicitan. La idea es tener claro que la documentación  debe ser real y es vital para la aprobación satisfactoria del préstamo. No a todos se les puede aprobar la solicitud debido a que el banco puede terminar en quiebra.

Si salimos con la aprobación del préstamo, el banco no los notificará vía email o por contacto telefónico. Junto a esta aprobación vendría la firma del contrato en donde explica detalladamente todo lo que puede ocurrir en caso de alguna falta. A pesar de leerse con mucha facilidad, el proceso puede tardar varias semanas.

Antes de pedir un préstamo ¿Qué debo saber?

Antes de solicitar un préstamo debemos tener claro ciertos aspectos. Uno de ellos, y consideramos el principal, es el fin del mismo. La idea es utilizar estos métodos financieros para un determinado fin de mucha importancia. En la que no tengamos cómo responder o no queramos invertir nuestro propio dinero.

En muchos casos, los inversionistas poseen un capital capaz de utilizar en el proyecto sin necesidad de solicitar un préstamo. Sin embargo, es mejor arriesgar el dinero de otros que el propio. Pero debemos tener un aval importante y de gran magnitud para soportar el préstamo.

Por otra parte, los bancos realizan evaluaciones financieras generales del solicitante, con el fin de conocer mejor nuestro perfil. Si contamos con el respaldo óptimo la entidad bancaria no duraría un instante en prestarnos el dinero.

La idea es demostrar que somos capaces de pagar a tiempo y sin complicaciones. Por otra parte, el ahorrar es un excelente toque para quedar bien en la evaluación. Contar con un fiador responsable también es una buena garantía y por último estar al día con nuestras cuentas y deudas.

¿Son confiables los préstamos?

Un préstamo puede ser confiable dependiendo de ciertos factores, el principal es la entidad que los financia. Sin embargo, muchas de estos bancos ofrecen propuestas muy tentadoras que dejan de ser confiables al tiempo.

Es decir, no terminan cumpliendo con nuestros requerimientos. Pero, antes de aventurarnos en un préstamo lo idea es investigar bien la situación. Conozcamos más sobre este interesante tema y como saber si vamos bien encaminados:

  • La reputación online de la empresa que emite el préstamo. Actualmente nuevas compañías financieras bajo conceptos novedosos incursionan en este mercado, por lo que realizar una investigación nunca estará demás.
  • Ofrecen modalidades de pago satisfactorias y acorde a nuestras capacidades de pago. Las empresas que se preocupan por sus clientes y el bienestar mutuo representan compañía realmente confiable. Sin embargo, mantienen la burocracia prestamista que cualquier entidad debe reflejar.
  • No solicita anticipo de dinero para cubrir gastos administrativos antes de finiquitar el préstamo. Los trámites son rápidos y no tienen ningún valor adicional.
  • Solo se dedica a revisar nuestro historial crediticio sin necesidad de indagar en datos más privados. Esto garantiza que la empresa es responsable y con el mínimo detalle es capaz de otorgar un préstamo
  • Es clara con la información y no deja cabos sueltos en la negociación. Estar informado plenamente y oportunamente es vital para que el préstamo sea confiable.

A pesar de realizar la investigación y dar con una empresa responsable, la seguridad, en un mayor grado, dependerá de nosotros. La garantía depende directamente de nuestra participación en sitios confiables, que seamos organizados, responsables, atentos y muy cuidadosos.

¿Por qué recurrir a préstamos?

Cuando recurrimos a un préstamo lo hacemos con la finalidad de solventar un problema en específico. Desde adquirir una vivienda, un vehículo, pagar estudios o pagar eventos importantes. También funciona para invertir y retornar el dinero en poco tiempo.

Realmente las finalidades son muchas, pero no por eso debemos solicitarlas sin tener una real. Dependiendo del sujeto que solicita el préstamo, la finalidad siempre será la misma: solventar un inconveniente.

Las empresas, por ejemplo, solicitan un préstamo para comprar o alquilar maquinaria, materiales, pagar empleados, entre otras. En el caso de una persona natural, esta lo hace para pagar deudas, comprar muebles o inmuebles, pagar bodas, entre otras.

Un dato importante es identificar los tipos de préstamos antes de solicitarlos. Cada uno posee propiedades particulares que pueden ser beneficiosas si se eligen bien o negativas si se eligen mal.

¿Dónde encontrar los mejores préstamos?

Los mejores préstamos del mercado se ofrecen en entidades financieras de renombre. Empresas bancarias dedicadas a manejar grandes sumas de dinero y a generar espacios de negociación entre las partes. Además, su poder económico les permite otorgar un dinero sin importar la suma.

Por otra parte, un buen préstamo se caracteriza por tener intereses bajos y de larga duración. Sin embargo, estas entidades reflejan esta variable en sus cláusulas, algo de mucho cuidado.

Muchos préstamos se cambian de nombre para hacerlos más atractivos, pero en donde debemos ubicar si lo son realmente es en su contenido. Cada categoría de préstamo posee modalidades o mutaciones en donde el proceso cambia. Sin embargo, el resultado puede ser el mismo con ciertas variaciones al inicio.

Por último, podemos decir que los mejores préstamos existen en entidades bancarias que se preocupan por el cliente. Actualmente hay alternativas financieras que salen de lo convencional y no requieren tanto papeleo.