Seguro de hogar

Seguro de incendios VS Seguro de hogar: ¿cuál es obligatorio con la hipoteca?

seguro de hogar o de incendios

El seguro de incendio o el seguro de hogar son dos pólizas muy conocidas en el sector de créditos hipotecarios. Ambos cuentan con beneficios y ventajas de alto nivel para asegurar nuestras viviendas, dinero e inversión de una manera segura.

Se trata de dos sistemas de resguardo que deben ser adquiridos durante la compra de una vivienda. Sin embargo, surge un interesante interrogante y es: ¿Cuál es obligatoria? La idea es tener el servicio adecuado en caso de algún problema y cumplir con las exigencias de la hipoteca.

Estos seguros son indispensables porque cada uno tiene sus funciones y coberturas muy bien definidas. Ante esto, debemos elegir qué entidad bancaria nos va a respaldar dependiendo de las cláusulas y normas que posea.

Por eso la investigación, análisis o contratar los servicios de un buen asesor hipotecario, es clave. En el siguiente post hablaremos sobre estas dos alternativas de seguro y cuál es la indicada para nosotros. Todo en función a un determinado número de variables.

Seguro de incendios ¿Qué tanto abarca?

Un seguro de incendios es una póliza que cubre al bien, total o parcialmente, ante eventos catastróficos que involucre al fuego. Se trata de una cobertura que se activa cuando el objeto asegurado sufre algún daño a causa de incendios. En algunos casos varía en función a lo que ocasionó el evento, si hubo daños a terceros, entre otros.

Contratar ese seguro es importante cuando compramos una casa y esta es bajo un crédito hipotecario. Su nivel de cobertura también llega a cubrir incendio a causa de rayos o desastres naturales. Esto incluye todas las pertenencias, vidas humanas y deterioros, entre otros.

El proceso se inicia con una evaluación de la vivienda y todo lo que esta contiene. Algunas pólizas estándar poseen limitaciones como la cobertura de un reemplazo de vivienda al costo de la propiedad, deduciendo de estas su depreciación. Las tasas de interés de este seguro varían en función a:

  • Sistema de detección de incendios del inmueble
  • Protección contra incendios
  • Tipo de construcción
  • Actividad que se realiza en el inmueble
  • El grado de exposición al que está sometido el inmueble (esto en función a lo que tiene cerca)

¿Es necesario contratar este servicio?

Podríamos pensar que tan importante o no es contratar este tipo de seguro, poniendo como pretexto algunas condiciones. Sin embargo, es mejor evaluar los riesgos a los que se expone la vivienda con respecto a un posible incendio.

Este posible evento podría ocurrir sin necesidad de vivir cerca de una empresa de materiales pirotécnicos, un sector industrial o si utilizamos la vivienda como negocio. Es realmente impredecible saber si nuestra vivienda sufrirá daños por incendio o no.

En ese sentido contar con un seguro contra incendios es recomendable, sobre todo al iniciar una compra de vivienda. Si llegase a ocurrir un evento de esta magnitud podríamos perder todo lo que hemos invertido.  Sin embargo, en donde debemos hacer énfasis es en el tipo de seguro y que entidad es la adecuada para su emisión.

Leer bien, estar asesorado, conocer las ventajas y desventajas. En resumen, tener la mejor y más amplia información sobre el tema, con el fin de poder elegir sabiamente cual nos conviene. Estos seguros pueden ser costosos y quizás un gasto incensario. Por eso la clave es evaluar todo antes de contratar.

Seguro de hogar ¿Es necesario tenerlo?

Es seguro de hogar es una póliza muy importante que actualmente ha tenido un auge mayor. Se adquiere para cubrir los riesgos, daños y accidentes que pudiera sufrir nuestra propiedad. Es fundamental tenerlo porque tiene un enorme poder para mantenernos tranquilos y seguros ante cualquier evento.

Este tipo de seguro se caracteriza por cubrir determinados eventos que ocurren en el hogar. Algunos pueden ser generados por daños internos de tubería, de electricidad y el más común: robos. Nada como estar a salvo dentro y fuera del hogar, saber que al salir dejamos nuestra propiedad resguardada.

Esta es una excelente opción para quienes siempre queremos tener todo bajo control. Se trata de mantener y preservar todo como lo hemos venido haciendo, y en caso de algún problema mayor, el seguro responde. Este seguro no puede ser visto como un gasto sino como una inversión.

Quizás no retorne nada, pero estará allí atento ante cualquier problema. Sin embargo no todos los seguros ofrecen las mismas coberturas, varían en función a variables, contextos, bancos, presupuesto, entre otros. La idea es contar con una que se ajuste a nuestras necesidades y responda a tiempo.

¿Qué cubre un seguro de hogar?

Un seguro de hogar cubre en función a lo que necesitamos, pero por lo general es muy amplio. Incluso podemos combinarlos con otras pólizas y hacer uno mixto para mayor magnitud. Conozcamos cuáles son sus principales funciones:

Rotura de tuberías

Una tubería se puede romper fácilmente si la presión del agua viene con mayor fuerza. Esto ocurre cuando el inmueble ya tiene muchos años de construcción y la tubería está muy desgastada. El agua puede acabar con toda una vivienda rápidamente o generar daños y destrozos con una magnitud inigualable.

Aunque no los creamos este tipo de accidentes ocurre con mayor frecuencia de la que nos imaginamos porque olvidamos cerrar las llaves, hay un corte y regresa con una presión alta, tuberías viejas, entre otros motivos. El resultado es una enorme inundación que daña todo lo que está en su camino.

Ventanas rotas

Las ventanas rotas es un supuesto muy común debido a que se convierte este en un acceso para los ladrones. También ocurren accidentes con los más pequeños de la casa quienes juegan dentro del hogar. La cobertura de un segundo de hogar cubre este tipo de roturas de cristales, pero también entran en juego:

  • Los cristales de la vitrina
  • Otros mobiliarios que tengan vidrio
  • Puertas de baño
  • Entre otras.

Este tipo de accidente es muy común cuando no se trata de una invasión. Por eso este tipo de seguro contempla la compensación de los activos dañados en cristalería.

Daños eléctricos

El porcentaje es aceptable de daños por cortocircuitos que pueden generar una pérdida invaluable como lo es la vida. Cuando excedemos el límite de gastos eléctricos la sobrecarga es inevitable. En estos casos es mejor estar atento al nivel de consumo y evitar sobrepasar.

Hurtos o robos

Este es quizás uno de los motivos principales por lo que contratamos el seguro de hogar. Los robos son condiciones culturales que existen en cualquier parte del mundo. En unos con mayor intensidad que en otros. Sin embargo, esta cobertura incluye los robos o hurtos dentro de la vivienda.

Cuando salimos de viaje dejamos nuestro hogar desprotegido y por eso la póliza de hogar está en el mercado. Pero un buen consejo es sellar todo muy bien y no dejar la oportunidad a otros de entrar, a pesar de tener el seguro, es mejor no utilizarlo en estos casos y optar por la precaución.

Daños por incendio

Este tipo de seguro responde contra incendios de la vivienda, algo más que evaluar. Este suceso puede ocurrir cuando menos lo esperamos y sin contamos con esta póliza tendremos garantiza de respaldo. También incluye daños ocasionados en caso no haber una pérdida total.

Daños por desastres naturales

Los desastres naturales son eventos que ocurren en determinadas zonas que son vulnerables o un paso obligatorio de estos efectos. Si es tu caso, lo mejor es contar con una póliza de hogar. Sin embargo, su valor es alto debido al índice de incidencia que es mayor que otras ubicaciones. Así se manejan los seguros en función al tipo  de evento y las condiciones externas a la vivienda.

¿Cuál es el seguro obligatorio?

Al comprar una vivienda a través de un crédito hipotecario, las entidades nos exigen una serie de trámites que debemos costear. Uno de ellos es el seguro que puede ser contra incendio o del hogar. En este caso debemos saber cuál nos obligan  contratar y cuál no.

Sin embargo, no necesariamente nos debemos quedar con el que indican, podemos ir un poco más allá, si es necesario, y contratar otros seguros. Un seguro de incendio no es lo mismo que un seguro del hogar, no son vinculantes, pero la ley exige contratarlo.

Pero ¿es suficiente para nosotros? Estamos hablando de dejar en un seguro contra incendios nuestros ahorros, estabilidad familiar y vida. Creemos que hay otras maneras de salvaguardar nuestros bienes de una manera más placentera.

El seguro de hogar es más amplio y podemos elegir que pagar y que no. Esto en función a los factores que tengamos cerca del inmueble. Para eso podemos contar con un asesor hipotecario quien nos dará toda la información necesaria.

El objetivo es tener una garantía que nos responda a tiempo y enfocado a nuestras necesidades ante cualquier altercado. Pero uno que cubra los riesgos más latentes en la zona y que valga la pena pagar. Son seguros costosos pero necesarios para mantener nuestra inversión sana y salva ante cualquier eventualidad.

 

 

Añadir comentario

Haz clic aquí para publicar un comentario