Ahorro

El método presupuestario de ahorro 50/30/20: para los que también quieren gastar

presupuesto 50 20 30
Hacer un presupuesto de ahorro es aterrador. Si eres como yo, cuando alguien dice la palabra "ahorra", instantáneamente quieres proteger tus artículos favoritos con un gran abrazo mental. "No te preocupes, dinero para la cerveza. ¡a ti no te sacrificaré! HBO y Netflix, estáis exonerados". Un presupuesto que te hace contabilizar cada euro puede ser asfixiante. Pero el problema con este modo de pensar es que se enfoca en lo negativo.

Es necesario reprogramar el cerebro para ver los aspectos positivos. ¿Pero cómo hago eso cuando el objetivo es eliminar todos mis “gastos divertidos”?

Aquí te indicamos cómo: trabaja con un plan de presupuesto que no ponga un control absoluto sobre “tus gastos divertidos”.

Y resulta que hay un presupuesto que hace precisamente eso. Se llama el plan presupuestario 50/30/20, y es perfecto para las personas que, como yo, se asustan ante la idea de hacer un presupuesto.

Cómo utilizar el plan de presupuesto 50/30/20

El plan presupuestario 50/30/20 fue popularizado por la senadora norteamericana Elizabeth Warren, experta en bancarrota, y por su hija, la ejecutiva de negocios Amelia Warren Tyagi, en su libro de coautoría, «All Your Worth: The Ultimate Life Plan».

El objetivo es desglosar tus ingresos mensuales después de impuestos y concentrar los gastos en tres categorías amplias.

Vida esencial: 50%

Esta categoría es para las facturas esenciales. Déjame enfatizar esta palabra: esencial.

  • Alquiler o hipoteca: ya sabes, ese lugar donde vives.
  • Utilidades: Para que puedas cocinar tu arroz con verduras, que no se hace solo.
  • Comestibles: ¡Porque ese arroz no es gratuito!
  • Seguro de automóvil y / o pagos de automóvil: ¿Quién no depende de su coche hoy en día?
  • Teléfono e internet: Seamos realistas, son esenciales: ¡te ayudan a leer Hipoteca Fácil!
  • Gastos de desplazamiento: porque el jefe piensa que estás demasiado sudado si corres al trabajo todos los días.
  • Pagos mínimos de tarjetas de crédito y préstamos: no te equivoques: realizar los pagos mínimos de tus deudas es esencial. No puedes darte el lujo de lidiar con los cargos por mora y los riesgos de crédito por no cumplir con ese requisito básico.
  • Otros: Facturas que son esenciales y probablemente no son para nada divertidas. Tal vez tengas medicamentos recetados, costes de guardería o incluso guardería para perros.

Gasto personal: 30%

Esta es la categoría que hace que este presupuesto tenga sentido. Son todas las cosas en las que te gusta gastar dinero pero que realmente no necesitas. ¿Te has fijado en el porcentaje? Es una cantidad bastante decente.

  • Salir a cenar: ¡Porque comer en un restaurante significa no limpiar platos!
  • Vacaciones : Podrías justificar que las vacaciones sean una necesidad, pero para este presupuesto, no lo son. Este gasto consíguelo de los ahorros que consigas por otros medios .
  • Salir para ver películas o tomar bebidas: en serio, la socialización es importante. Muy importante. ¿Tu café por la mañana? Ve a por ello. Sé responsable en el consumo y todo estará bien.
  • Netflix y otras opciones de entretenimiento en el hogar : Sí, yo mismo he sentido un estremecimiento. La TV se ha convertido en una compañera fiel. Dicho esto, si puedes incluirla en esta parte de tu presupuesto, hazlo.
  • Comprando ropa, decoración, etc .: Estos gastos deben ser meditados. Estar a la última puede salir caro.

Objetivos financieros: 20%

Esta categoría se enfoca en ayudarte a mejorar tu salud financiera, ya que resulta que ser menos pobre es más divertido que ser pobre.

  • Inversiones :¿Aún no tienes ninguna? Nunca es demasiado tarde para empezar a preparar una estrategia de inversión .
  • Ahorros: uno de los pasos más importantes para la salud financiera es tener claro cómo ahorrar dinero en el día a día para que no mengüe cada vez que aparezca un gasto inesperado.
  • Pagos de reducción de deuda : Esto es para pagos con tus tarjetas de crédito, préstamos o cualquier otra deuda que esté por encima del pago mínimo. Mientras debas dinero, es difícil ahorrar.

Consejos para presupuestar el éxito con la regla 50/30/20

Vamos a empezar con el trozo más grande. Ese número del 50% que debes poner para cubrir tus necesidades es un máximo. Sí, eso es correcto. Un máximo.

Si tus facturas mensuales son superiores al 50% de tus ingresos mensuales, necesitas hacer algunos ajustes. Idealmente, tu vivienda no debería costar más del 40% de tu sueldo. Si lo hace, es posible que debas considerar la reducción de gastos personales. No es divertido, pero podría ser un paso clave para salir adelante financieramente.

A continuación, echa un vistazo a tus gastos personales. Una vez más, ese 30% es una línea roja. Si revisas los movimientos bancarios del año pasado, probablemente encontrarás que tus gastos son un poco altos en esta categoría. Culpable.

Si necesitas reducir al 20% de tus ingresos la categoría de gasto personal, prueba estos consejos:

  • ¿Con qué frecuencia comes fuera en los restaurantes? ¿Estás comprando inteligentemente en el supermercado? Sé honesto contigo mismo y piensa en el almuerzo durante la jornada laboral también. ¿Puedes recortar ese gasto?
  • Echa un vistazo a sus facturas de TV, teléfono e Internet¿Necesitas todos esos servicios premium? ¿Cuándo fue la última vez que leíste un libro? Visita la biblioteca pública local para obtener una gran cantidad de libros, películas gratis.
  • Compras: a todos nos encantan las compras, incluso si decimos que no. Puede ser ropa. O podría ser libros. Sea cual sea tu debilidad, establece un presupuesto para ti mismo. ¿Tienes cosas viejas que ya no quieres? ¡Véndelas y agrega ese dinero a esta parte del presupuesto!

Finalmente, ten en cuenta que la categoría de objetivos financieros es donde este sistema de presupuesto simple te ayuda más. Ese 20% no es un desperdicio. Si puedes encontrar una manera de ahorrar más, pagar más de la parte de tus deudas o aumentar tus inversiones, hazlo.

¿Por qué funciona el presupuesto 50/30/20?

Este método funciona bien para aquellos que son nuevos en hacer presupuestos de ahorro o que lo aplazan con hojas de cálculo rígidas.

Dividir los gastos en estas tres categorías amplias te hará pensar en el valor de tus compras, mientras te brinda flexibilidad a medida que encuentras tu posición frugal.

Y al incorporar gastos placenteros en tu plan financiero, podrás disfrutar de lo que es más importante para ti mientras encuentras lugares donde recortar gastos.

Cuando el presupuesto 50/30/20 no funciona

Para algunos, los números simplemente no suman.

Quizás tengas dos trabajos y aún así no puedes encajar los gastos. Tal vez tus opciones de guardería son limitadas. O tal vez la deuda de tus préstamos está absorbiendo la mayor parte de tus ingresos.

No pasa nada.

Hay un montón de métodos de presupuesto de gasto para elegir. A veces, puedes modificar estos métodos para satisfacer tus necesidades; Otras veces, simplemente no funcionan.

Lo más importante es que te centres en eliminar las deudas y aumentar tu riqueza personal.

¿Es divertido? No. Pero cuando encuentras un método de presupuesto de gasto y ahorro que funciona para ti, tampoco es una tortura.

Solo recuerda: las finanzas personales consisten en priorizar y luego eliminar los gastos con los que puedas vivir. No se trata de vivir como un ermitaño o negarte la diversión.