Tipos de hipotecas

Hipotecas tipo fijo: las mejores en 2018. ¿Mejores que las variables?

hipoteca tipo fijo
Las hipotecas tipo fijo están en auge. En los últimos meses casi un 60% de personas han escogido este tipo de hipoteca para comprar sus viviendas, según datos del banco de España. Te contamos cuáles son las ventajas y desventajas de las hipotecas de tipo fijo en 2018 con respecto a las hipotecas variables.

Las hipotecas tipo fijo están en auge. En los últimos meses casi un 60% de personas han escogido este tipo de hipoteca para comprar sus viviendas, según datos del banco de España. ¿Y por qué? Porque al cliente le produce seguridad saber que cuando la entidad bancaria le calcule el préstamo, pagará la misma cuota cada mes y en el caso del banco, los intereses se abaratan.

Estando los tipos de interés muy bajos y el euribor en negativo, a los bancos no les interesa ahora mismo ofrecer un crédito a interés variable.

¿Es esto cierto? Los expertos a los que se les ha preguntado sobre esto coinciden en que la elección de un tipo u otro de interés tendrá mucho que ver con lo que suceda con el precio del dinero que determina el banco central europeo.

Es una apuesta”, como declara el director adjunto del instituto valenciano de investigaciones económicas (ivie), joaquín maudos. «si tienes un tipo fijo, te olvidas del riesgo; ya sabes lo que vas a pagar toda la vida» sobre el préstamo y «te cubres ante una subida de tipos». Aun así, si el bce no aumenta el precio del dinero, aunque gortázar pronosticó “que sí lo hará y, “mucho”, en un período de 30 años, sale beneficiado el banco y el que tuviera la hipoteca supracitada al euríbor. Pierde el del préstamo a tipo fijo.

A esta misma conclusión llega el abogado de la unión de consumidores de la comunitat valenciana, d.francisco rodríguez y  d. Joaquín maudos, también catedrático de análisis económico de la universitat de valència,: «hay consenso entre los economistas en que la inflación será baja por un largo tiempo y, en consecuencia, los tipos variables también serán reducidos».

Y siguiendo con más opiniones, el director adjunto del instituto valenciano de investigaciones económicas (ivie) manifiesta que «es un buen momento para negociar un tipo fijo bajo», puesto que poseen una gran liquidez en los bancos y existe una lucha entre ellos por captar clientes que quieran contratar una hipoteca.

D.francisco rodríguez, abogado de la unión de consumidores de la comunitat valenciana, pese a todo, destaca que el usuario «de a pie tiene muy escaso margen para negociar con su entidad financiera; lo único que puede hacer es cambiarse de banco».

El asesor jurídico de la organización de consumidores opina que la guerra entre los bancos por captar clientes que quieran contratar una hipoteca «beneficia a los clientes, que pueden aprovecharla para cambiar de entidad si la suya no les ofrece un crédito en condiciones favorables».

¿Buscas contratar la mejor hipoteca? ¿Tal vez esto te interese:



Requisitos necesarios a la hora de contratar una hipoteca fija

La hipoteca fija, normalmente, va dirigida a un tipo de cliente más solvente que el que suele solicitar una hipoteca variable.

Hay que dejar clara una cosa, los requisitos o condiciones exigidas por el banco para acceder a sus créditos hipotecarios son los mismos tanto para los de tipo variable como los de tipo fijo.

Son las siguientes:

  • Tener un contrato de trabajo fijo. Ningún banco te ofrecerá una hipoteca sin un contrato indefinido que demuestre que podrás hacer frente al pago de la deuda contraída con la entidad bancaria.
  • Disponer de ahorros suficientes. 
  • No figurar en ficheros de morosos.Si nuestro nombre se encuentra en los listados de morosos como asnef o rai por algún impago, la entidad bancaria no nos concederá una hipoteca fija. Solamente desaparecerá su nombre de esos listados si cancela la deuda pendiente.
  • Ingresos suficientes. A parte de tener un contrato fijo, la nomina debe de tener un importe suficiente que no sea más del 35% de las cuotas a pagar de la hipoteca. Este es el ratio que se recomienda a la hora de hacer frente a una hipoteca para la vivienda (ejemplo: si entre todos los titulares del crédito el ingreso es 2.000 euros netos al mes, la cuota máxima que deberíamos permitirnos será la de 700 euros).

Por otro lado, en lo que también se van a fijar los bancos para concedernos la hipoteca, será en nuestro historial crediticio, es decir, todos los créditos que hayamos pedido en el pasado y también si actualmente tenemos alguno vigente. Cuantos más prestamos firmados, menos posibilidades de que nos concedan una hipoteca.

Ventajas de contratar una hipoteca a interés fijo

Son más estables

La hipoteca a tipo fijo es un producto más estable y seguro que la de tipo variable, ya que el interés no depende de los cambios o fluctuaciones a lo largo de la vida del producto.

Siempre será la misma cantidad de dinero a pagar mensualmente hasta su vencimiento.

Un interés bajo para siempre

No incluyen cláusula suelo

Muchos de los clientes que contrataron una hipoteca a tipo variable antes o durante la crisis tuvieron que  pagar mucho dinero de más por culpa de las cláusulas suelo. Sin embargo, si se hubieran elegido por una hipoteca fija, no habría ocurrido eso, puesto que el interés de estos productos no depende de los índices de referencia, lo cual, no se puede solo limitar a la baja o al alza. Resumiendo podemos decir que  una de las ventajas de elegir una hipoteca a interés fijo es que eludiremos que la entidad bancaria incorpore una clausula suelo en la escritura hipotecaria.

Existe en el mercado más ofertas de hipotecas a interés fijo

Plazos cada vez más largos

Hasta hace unos años, las cuotas de las hipotecas a interés fijo eran mucho más caras que las de las hipotecas variables, pues su plazo era más corto y tenían un interés más elevado. Sin embargo, gracias a la apuesta de la banca por incentivar la contratación de hipotecas fijas, las condiciones de estos préstamos han mejorado mucho, por lo que ahora es fácil encontrar hipotecas a interés fijo con un plazo de 30 años y un interés muy competitivo.

Desventajas de contratar una hipoteca a interés fijo

Aunque la opción de elegir una hipoteca fija es muy buena, hay que estudiar si sus condiciones se acoplan a nuestra economía o por lo contrario una hipoteca variable se acopla mejor a nuestra situación en ese momento.

Los intereses son más altos

El plazo de devolución y la financiación son menores

Es cierto que en los últimos años las condiciones de las hipotecas fijas y variables se han igualado. Actualmente las hipotecas de tipo fijo ya se pueden devolver a 30 años, pero todavía existen plazos de devolución de créditos tipo fijo en 20 0 25 años, mientras que la mayoría de hipotecas de tipo variable son, como mínimo, a 30 años.

Las comisiones son más caras

Comisión de riesgo por tipo de interés

La mayoría de hipotecas de tipo fijo tienen una comisión exclusiva que es la de riesgo de tipo de interés. Ésta se puede aplicar cuando la cancelación de la hipoteca es anticipada. Es acumulativa, lo que quiere decir que, si nuestra hipoteca tiene una comisión por amortización anticipada y se produce una perdida financiera, se tendrá que pagar ésta comisión de riesgo por interés.

Hay que tener claro que la comisión de riesgo de tipo de interés solo se aplica si se produce una perdida financiera.

Añadir comentario

Haz clic aquí para publicar un comentario