Inversión

Los fondos de inversión: qué son y cuáles son sus ventajas

fondos de inversion
¿Cómo puedo obtener una mayor rentabilidad a mis ahorros? Esta es la pregunta que todos y cada uno de nosotros nos hemos hecho más de una vez. Ya no sólo ahorrar es una cuestión prioritaria sino que además, y sobre todo en estos momentos en los que parece que la economía de nuestro país está repuntando, valorar la posibilidad de obtener rentabilidad a nuestros ahorros es cada día más común en todos los hogares.

A día de hoy podemos decir que los fondos de inversión son los productos de ahorro más utilizados por todas las familias buscando las alternativas que más pueden rentabilizar nuestros ahorros.

Qué son los fondos de inversión

Los fondos de inversión son una Institución de Fondos Colectiva. ¿Y qué quiere decir esto? Reúnen a un colectivo de diferentes inversores que invierten sus ahorros en diferentes opciones financieras cuya gestión es llevada íntegramente por una sociedad administrativa. Esta sociedad puede ser el banco o una gestora privada.

Los gestores de inversión

En la actualidad, en España se comercializan alrededor de 25.000 fondos de inversión, por lo que investigarlos y ver cuál de ellos es el más conveniente para invertir según nuestras necesidades se convierte en una tarea ardua y difícil, así que lo mejor es dejarlo en manos de especialistas a quienes les hemos de explicar con detalles cuales son nuestras premisas a la hora de invertir en fondos de inversión. Al contratar un gestor de fondos de inversión, o bien la propia entidad financiera o bien un gestor privado, lo que hacemos es delegar en ellos el trabajo de análisis y control de riesgo. Ellos se encargan de ir moviendo nuestro dinero en función de nuestras necesidades.

Los gestores de fondos de inversión son supervisados por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que se encargar de asegurar la transparencia, diversificación y liquidez exigida por la regulación española para proteger los derechos de los inversores.

Características

A la hora de invertir nuestros ahorros en productos financieros buscamos 4 premisas fundamentales:

  • Mejor rentabilidad: es el principal fin de cualquier inversión, obtener rentabilidad a esos ahorros que tenemos parados.
  • Seguridad jurídica: estar protegidos frente a posibles adversidades.
  • Confianza: que un buen profesional nos guíe a la hora de invertir nuestros ahorros.
  • Mejor fiscalidad: invertir en aquellos productos que fiscalmente no nos vayan a perjudicar.

Estas importantes características las reúnen los fondos de inversión, lo que han llevado a que en 2018, según los datos de la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones de inicio de año, los fondos de pensiones sean la opción más demandada por las familias a la hora de buscar rentabilidad en sus ahorros con más de 10 millones de partícipes.

Las participaciones en un fondo

Los partícipes son todas las personas que forman parte del fondo de inversión al igual que lo serían los accionistas de una empresa. Para entrar al fondo de inversión se realizan aportaciones y en función a la cuantía aportada se obtiene una determinada participación. Los partícipes pueden entrar en el fondo desde su creación a con posterioridad pudiendo salir también en el momento deseado.

Al entrar en un fondo de inversión lo que hacemos es comprar participaciones cuyo valor establecido por la sociedad gestora. El valor de las participaciones no es un valor fijo, depende de las compras y ventas que se realicen, denominándose la compra de las mismas ‘suscripción’ y la venta ‘reembolso’. Al precio de estas participaciones, que varía en cada determinada fecha, se le llama ‘valor liquidativo’, siendo resultado del conjunto de patrimonio que conforma el fondo dividido por el número de participación en circulación.

Todo es gestionado por una sociedad gestora que es quien se encarga de ir moviendo nuestro dinero invertido en las participaciones del fondo en las diferentes operaciones financieras que más convengan.

Cada fondo de pensión tiene una filosofía y un estilo de inversión por lo que hemos de escoger el que más se adecúe a nuestros objetivos que habremos establecido desde un primer momento.

Tipos de fondos de inversión

Actualmente existen diferentes fondos de inversión disponibles en el mercado español cada uno de ellos con un perfil de inversor diferente. Analizado todos los tipos de inversión de fondos de interés sabremos cual de ellos se adecúa mejor a nuestras necesidades.

Fondos de renta fija

Son los más conservadores en lo que el inversor asume menor riego. Estos fondos invierten principalmente en activos de renta fija como por ejemplo bonos, obligaciones, letras…

Fondos de renta fija

Fondos de renta variable

El inversor asume mayores riegos a la hora de invertir lo que también puede llevar a una mayor rentabilidad. Se invierten en activos de renta variable establecidos dentro de diferentes categoría que vienen diferenciadas por diferentes factores: el país de inversión, los sectores, características de los valores, etc.

Fondos de renta fija

Fondos mixtos

Realizan una mezcla de renta fija y variable dándose la lógica circunstancia de que cuanto mayor sea el porcentaje de inversión en renta variable también lo será el de rentabilidad y también el riesgo. Dependiendo del porcentaje de inversión en un tipo de renta u otro será el perfil del cliente.

Fondos mixtos

Fondos garantizados

Uno de los requisitos suele ser que el inversor mantenga su dinero durante un largo periodo ya que garantizan el capital inicial invertido hasta una fecha determinada. Es importante saber que pese a ser también muy conservadores no todos garantizan una rentabilidad adicional de la inversión.

Fondos garantizados

Fondos inmobiliarios

Invierten principalmente en inmuebles y sus ganancias se obtienen del rendimiento de los alquileres y la evolución de los precios de los mismos.

Fondos inmobiliarios

Fondos de reparto o distribución

Se reparten las ganancias periódicamente bien sea semana, mensual o anualmente. Por un parte favorece a liquidez del inversor pero por otra pueden ser más perjudiciales fiscalmente al tener que ser declarados anualmente.

Fondos de reparto o distribución

Fondos de acumulación

La gestora va reinvirtiendo las ganancias de las inversiones que realiza en el propio fondo por lo que no se van repartiendo dividendos entre los participantes del mismo por lo que el valor liquidativo del que os hemos hablado anteriormente va aumentado progresivamente.

Fondos de acumulación

Fondos globales

No encajan en ninguna de las categorías mencionadas anteriormente ya que no están obligados a fijar el porcentaje en los tipos de activos, fijos o variables así como la moneda utilizada o la geografía establecida.

Fondos globales

Cuáles son las ventajas de invertir en fondos

Su principal ventaja es que si nos decidimos a invertir en fondos de inversión nosotros somos los dueños de los activos en los que ponemos el dinero, siempre nos pertenece, por lo que si el banco o la gestora con la que trabajamos tiene problemas nosotros seguimos manteniendo la propiedad de nuestro dinero. Fiscalmente es bueno saber que mientras tenemos el dinero invertido en un fondo no tributamos por las ganancias obtenidas, pudiendo mover el dinero de un fondo a otro libremente. Solo tributamos las ganancias obtenidas cuando necesitemos convertirlo en líquido.

Su gran accesibilidad es otra de las ventajas ya que podemos acceder desde cantidades reducidas de dinero lo que unido a su gran flexibilidad y variedad han conseguido que se hayan convertido en los productos financieros preferidos de las familias españolas.